Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.

2 min de lectura

¿Cómo se repara un lavavajillas que no drena el agua?

¿Cómo se repara un lavavajillas que no drena el agua?
¿Cómo se repara un lavavajillas que no drena el agua?

 

 

Existen distintos motivos por los que el lavavajillas no drena el agua. Comprueba si el problema se resuelve con una de las soluciones siguientes.

 

 

 

Comprueba si el filtro está sucio u obstruido

 

El lavavajillas tiene un filtro de drenaje que se debe limpiar. Extrae el filtro de drenaje del lavavajillas y comprueba si se han acumulado restos de comida.

 

Extrae la rejilla inferior del lavavajillas para acceder al filtro de drenaje. Retira el filtro de la parte inferior del electrodoméstico y lávalo debajo del grifo. Repite este proceso una vez a la semana para que el drenaje de agua sea correcto y evitar malos olores.

 

 

 

Aprovecha el filtro EverClean™

 

Muchos lavavajillas Beko incluyen la función de filtro EverClean™. Esta función utiliza un sistema rociador especial que limpia el filtro de drenaje desde el interior. Gracias al filtro EverClean™, tendrás que limpiar menos veces el filtro del lavavajillas Beko.

 

 

 

Asegúrate de que la manguera de drenaje está instalada correctamente.

 

Si el aparato no lleva a cabo el drenaje, no tomará agua. Comprueba la posición de la manguera de drenaje que está conectada al lavavajillas. Asegúrate de que está conectada a la toma de agua por encima del suelo, a una distancia de 50cm como mínimo y 100cm como máximo.

 

 

 

Comprueba si la manguera de drenaje está doblada u obstruida

 

La manguera de drenaje se puede conectar directamente a una toma de desagüe o al desagüe del fregadero. Si estos desagües están bloqueados, no se drenará el agua del electrodoméstico.

 

Prueba a verter un poco de agua a través del desagüe para comprobar si los conductos están obstruidos. Para desatascar el desagüe, puedes utilizar un desatascador o productos para desatascar desagües. Si el bloqueo persiste, recurre a un fontanero cualificado.

 

 

 

Comprueba si el electrodoméstico está nivelado

 

El lavavajillas debe estar nivelado y equilibrado sobre las patas para que funcione correctamente. Prueba a mover el electrodoméstico de un lado a otro y desde atrás hacia delante. Si se tambalea demasiado, puede que el suelo o las patas no estén nivelados.

 

Utiliza un nivel para comprobar el equilibrio del electrodoméstico. Si no está nivelado, ajusta las patas. Para ello, busca las tuercas de bloqueo de las patas debajo del electrodoméstico. Gira las patas hacia la derecha o la izquierda, hasta que estén firmemente en contacto con el suelo. Vuelve a apretar las tuercas de bloqueo a mano.

 

 

 

Ten en cuenta los problemas técnicos

 

Si el problema continúa, puede que el lavavajillas tenga un problema técnico. Si sospechas que es así, ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?