Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.

1 min de lectura

¿Cómo se repara un lavavajillas que tiene fugas?

¿Cómo se repara un lavavajillas que tiene fugas?
¿Cómo se repara un lavavajillas que tiene fugas?

 

 

Existen distintos motivos por los que el lavavajillas tiene fugas. Comprueba si el problema se resuelve con una de las soluciones siguientes.

 

 

 

Comprueba si las bisagras y la junta de la puerta están dañadas

 

El primer lugar en el que se debe comprobar el origen de la fuga es la puerta del lavavajillas. Los años de movimiento mecánico pueden haber provocado que las bisagras de la puerta se aflojen o desalineen. Además, comprueba si las juntas de la puerta presentan daños o grietas que puedan provocar la fuga. Si una junta está suelta o agrietada, se deberá reparar o sustituir por completo. Si sospechas que es así, ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

 

 

 

Comprueba si las conexiones de agua están sueltas

 

Si observas que sale agua por la parte posterior del lavavajillas o debajo del fregadero, la causa del problema podría ser que las conexiones de las tuberías están sueltas. Comprueba la tubería de drenaje, la manguera de agua y las válvulas para asegurarte de que están bien apretadas. Si no es así, utiliza el equipo adecuado para apretar todas las conexiones. 

 

 

 

Aprovecha las tecnologías WaterSafe® y WaterSafe+®

 

Muchos lavavajillas Beko cuentan con la tecnología WaterSafe® o WaterSafe+®. Estas funciones cortan automáticamente el flujo de agua del grifo al lavavajillas en caso de desbordamiento o fuga.

 

 

 

Ten en cuenta los problemas técnicos

 

Las áreas en las que se suele producir una fuga con mayor frecuencia son las juntas que hay alrededor del motor y la bomba del lavavajillas. Si no se encuentra otro origen aparente de la fuga, resulta razonable asumir que esta es la causa del problema.

 

El acceso a estas piezas resulta más complicado y requiere la intervención de un profesional. Si sospechas que es así, ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?