Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.

3 min de lectura

Seis consejos de mantenimiento para prolongar la vida útil del lavavajillas

Seis consejos de mantenimiento para prolongar la vida útil del lavavajillas
Seis consejos de mantenimiento para prolongar la vida útil del lavavajillas

 

 

El objetivo del lavavajillas es ahorrar tiempo y esfuerzo a la hora de mantener los platos, cubiertos y utensilios de cocina limpios, pero necesitará un poco de cuidados y mantenimiento de vez en cuando para que se conserve en perfecto estado. Sigue estos 6 consejos de mantenimiento y el aparato funcionará a la perfección durante años.

 

 

 

01.

Utiliza el lavavajillas con regularidad

 

Utilizar el aparato a menudo es una forma excelente de mantenerlo en buena forma. Además, se evita que los restos de alimentos se depositen en la parte inferior del lavavajillas o en el filtro y que tengas que limpiarlo a fondo con menos regularidad.

 

 

 

02.

Mantén los brazos aspersores limpios 

 

Los brazos aspersores giratorios son los que proporcionan al lavavajillas la capacidad de acabar con los residuos, por lo que asegurarse de que están limpios y de que funcionan correctamente es fundamental para el mantenimiento de este aparato. Los restos de comida o cal pueden acumularse en los inyectores y bloquearlos, lo que reduce su capacidad de limpieza. Inspecciónalos regularmente y utiliza un objeto puntiagudo para desbloquear cualquier boquilla bloqueada. También debes sacarlos del lavavajillas y limpiarlos a fondo cada varios meses.

 

 

 

03.

Mantén el filtro limpio

 

Encontrarás el filtro en la parte inferior de la cuba del lavavajillas, lo que evita que las partículas grandes de alimentos entren en el sistema de drenaje. Sin embargo, con el tiempo se pueden acumular residuos, lo que afecta al rendimiento del drenaje y provoca olores desagradables. Asegúrate de limpiar el filtro una vez cada dos o tres meses. 

 

Los filtros de lavavajillas son diferentes, así que consulta el manual de usuario para saber cómo quitarlo. Si tienes un modelo Beko, puedes descargar el manual de usuario con el número de producto del electrodoméstico. A continuación, puedes limpiarlo bajo el grifo y volver a colocarlo en su sitio.

 

En función de la frecuencia con la que utilices el lavavajillas, debes llevar a cabo esta rutina al menos cada dos o tres meses para mantenerlo en correcto funcionamiento y libre de olores. Los filtros EverClean™ de Beko se tienen que limpiar 4 veces menos. Un sistema rociador pulveriza agua sobre el filtro desde dentro, limpiándolo desde dentro hacia fuera. 

 

 

 

04.

Mantén limpios los bordes y las juntas de la puerta

 

Los bordes y las juntas de la puerta del lavavajillas no están expuestos al agua ni al calor durante un ciclo, por lo que no se limpiarán cuando el aparato esté en uso. Por lo tanto, cada mes aproximadamente, utiliza un paño y un producto de limpieza no abrasivo para limpiar los bordes y las juntas de la puerta. Esto evitará la acumulación de moho y hongos, o cualquier bacteria desagradable que provoque olores.

 

 

 

05.

Utiliza sal para lavavajillas y abrillantador

 

El uso de sal para lavavajillas es importante, ya que ayuda al aparato a tratar la dureza del agua en tu zona y evita la acumulación de cal. Asegúrate de rellenar el depósito de sal cuando se encienda el indicador luminoso. Dicho esto, utiliza siempre el embudo que se suministra con el lavavajillas y limpie cualquier resto de gránulos de sal o agua salada que rebose, ya que pueden corroer el interior del aparato. 

 

 

06.

Utiliza el ciclo de autolimpieza o un limpiador de lavavajillas

 

Mantener el lavavajillas en buen estado significa mantenerlo limpio. Algunos aparatos disponen de un ciclo de autolimpieza que utiliza altas temperaturas para eliminar cualquier bacteria y proporcionar a la cuba una limpieza profunda. Debes poner en marcha estos ciclos una vez cada dos meses, pero asegúrate de que el electrodoméstico está vacío antes de hacerlo.

 

También puedes utilizar un limpiador para lavadoras. Hay varios disponibles en el mercado y eliminan la acumulación de bacterias, cal y restos de alimentos. Lee siempre las instrucciones antes de usarlo, ya que pueden variar de un producto a otro.

 

 

 

Eso es todo. Sigue estos consejos para prolongar la vida útil del lavavajillas.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?