Gracias por tus comentarios.
Acabas de añadir este producto a tu lista de deseos.
Acabas de quitar este producto de tu lista de deseos.
Tu lista de deseos está llena. Quita algún producto para añadir más.

1 min de lectura

¿Con qué frecuencia debo sustituir la bolsa para el polvo de mi aspirador Beko?

¿Con qué frecuencia debo sustituir la bolsa para el polvo de mi aspirador Beko?
¿Con qué frecuencia debo sustituir la bolsa para el polvo de mi aspirador Beko?

 

 

Las bolsa del aspirador se debe sustituir cada cierto tiempo. Aunque la frecuencia varía en función de la capacidad de la bolsa y los hábitos de aspiración, hay determinados indicadores que puedes observar para saber si es necesario cambiar la bolsa para el polvo del aspirador.   

 

 

 

Comprueba el indicador de bolsa para el polvo llena

 

Muchos aspiradores Beko cuentan con un piloto indicador de bolsa para el polvo llena. Es la forma más segura de saber si es necesario cambiar la bolsa para el polvo o no. 

 

 

 

Observa si se ha reducido la succión

 

El signo más evidente de que es necesario cambiar la bolsa para el polvo del aspirador es la pérdida de succión. Si el aspirador no recoge el polvo y la suciedad tan bien como antes, es momento de cambiar la bolsa para el polvo. 

 

 

 

Comprueba si hay malos olores

 

Las bolsas para el polvo llenas pueden empezar a liberar sus contenidos al aire, lo que provoca un olor desagradable a polvo cuando se usan. Esto indica que es necesario sustituir la bolsa para el polvo.

 

 

 

Comprueba la bolsa para el polvo con regularidad

 

Ten en cuenta que las bolsas para el polvo que no se cambian cuando es necesario pueden producir una reducción de la potencia de succión y el rendimiento del aparato. También restringen el flujo del aire interior, haciendo que el aspirador se sobrecaliente. Como resultado, las piezas o el motor del aspirador podrían dañarse.  

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?