Gracias por tus comentarios.
Acabas de añadir este producto a tu lista de deseos.
Acabas de quitar este producto de tu lista de deseos.
Tu lista de deseos está llena. Quita algún producto para añadir más.

2 min de lectura

¿Cómo se repara un congelador que no enfría lo suficiente?

¿Cómo se repara un congelador que no enfría lo suficiente?
¿Cómo se repara un congelador que no enfría lo suficiente?

 

 

Existen varios motivos por los que el congelador no enfría lo que debería. Comprueba si el problema se resuelve con una de las soluciones siguientes. 

 

 

 

Deja que el aparato recién instalado se enfríe.

 

La alarma de alta temperatura o el piloto rojo se activarán al conectar el congelador a la corriente por primera vez. Esto significa que la temperatura del interior del aparato es aún demasiado cálida. Mantén cerrada la puerta del congelador y el piloto se apagará en unas horas.

 

 

 

Evita colocar comida caliente dentro del aparato

 

El congelador tardará más en estabilizar su temperatura interior si se introduce comida caliente. Espera a que la comida se enfríe antes de introducirla en el aparato.

 

 

 

Comprueba si las juntas de las puertas presentan huecos, grietas o desgarros

 

El aire frío del interior del electrodoméstico debe estar correctamente aislado de la temperatura exterior. Comprueba las juntas de las puertas para ver si hay huecos entre estas y la estructura. Si hay alguno, ajusta la junta de la puerta tirando de ella ligeramente hacia fuera con los dedos. 

 

Si las puertas no quedan correctamente selladas, prueba a limpiar la junta con un paño suave o una esponja y agua caliente. No utilices productos de limpieza abrasivos, ya que pueden dañar las juntas. Si una junta está suelta o agrietada, se deberá reparar o sustituir por completo. Si sospechas que es así, ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

 

 

 

Evita abrir la puerta con demasiada frecuencia o mantenerla abierta mucho tiempo

 

La escarcha se acumula principalmente debido a la interacción que se produce al dejar entrar aire caliente en el frigorífico y congelador. Para evitarlo, intenta no abrir las puertas con demasiada frecuencia y no las dejes abiertas mucho tiempo.

 

 

 

Comprueba si se ha acumulado escarcha

 

Comprueba si se ha acumulado escarcha en el congelador. Si hay escarcha visible en las paredes interiores, puede que necesites descongelar manualmente el aparato. Para obtener más información sobre la descongelación del congelador, consulta el manual de usuario. Si tienes problemas para encontrar el manual, descárgalo aquí utilizando el número de modelo de tu producto. Si el congelador Beko tiene función No-Frost, no necesitarás descongelar manualmente el aparato. Nuestra gama de congeladores sin escarcha evita que se acumule hielo eliminando automáticamente el aire caliente que entra en la estructura.

 

Para obtener más información sobre la descongelación del congelador, consulta el manual de usuario. Si tienes problemas para encontrar el manual, descárgalo aquí utilizando el número de modelo de tu producto. 

 

 

 

Aprovecha la tecnología MinFrost®

 

Los congeladores Beko con tecnología MinFrost® reducen enormemente la acumulación de hielo, por lo que requieren menos ciclos de descongelación.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?