Gracias por tus comentarios.
Acabas de añadir este producto a tu lista de deseos.
Acabas de quitar este producto de tu lista de deseos.
Tu lista de deseos está llena. Quita algún producto para añadir más.

2 min de lectura

¿Cómo se repara un congelador que no funciona?

¿Cómo se repara un congelador que no funciona?
¿Cómo se repara un congelador que no funciona?

 

 

Asegúrate de que el congelador está enchufado y el control del termostato no está ajustado en desactivado. Si el congelador produce el habitual zumbido, lo más probable es que esté encendido. Si el congelador funciona pero no congela la comida correctamente, comprueba si existen los problemas siguientes.

 

 

 

Comprueba si es necesario limpiar las bobinas del condensador

 

El condensador se encarga de liberar el calor que produce el aparato al aire que lo rodea. Sus cables no pueden funcionar correctamente si están cubiertos de suciedad o polvo. Desenchufa el aparato y localiza las bobinas en la parte posterior o inferior del aparato. Puedes limpiar las bobinas con un cepillo suave o el accesorio de cepillo del aspirador, siempre que se ajuste una potencia de succión baja. No utilices paños o toallas húmedos para limpiar las bobinas del condensador. 

 

 

 

Evita cargar demasiado el aparato

 

El congelador necesita una circulación de aire adecuada para funcionar correctamente. La carga excesiva puede bloquear el flujo de aire del interior de la estructura. Si algunas partes del congelador no se enfrían como deberían, retira parte de su contenido y asegúrate de que el flujo de aire no está restringido, especialmente cerca de las rejillas de ventilación.

 

 

 

Comprueba si se ha acumulado escarcha

 

Comprueba si se ha acumulado escarcha en el congelador. Si hay escarcha visible en las paredes interiores, puede que necesites descongelar manualmente el aparato.

 

Para obtener más información sobre la descongelación del congelador, consulta el manual de usuario. Si tienes problemas para encontrar el manual, descárgalo aquí utilizando el número de modelo de tu producto.

 

Si el congelador tiene función No-Frost, no necesitarás descongelar manualmente el aparato.

 

 

 

Comprueba la temperatura ambiente

 

Una temperatura exterior muy fría puede impedir que el congelador funcione bien, especialmente si está en un garaje o en una dependencia externa sin calefacción. Si crees que este puede ser el problema, cambia la ubicación del aparato.

 

Para conocer la temperatura ambiente más baja exacta a la que funcionará el frigorífico y congelador, consulta el manual de usuario. Si tienes problemas para encontrar el manual, descárgalo aquí utilizando el número de modelo de tu producto.

 

 

 

Comprueba si hay huecos, grietas o desgarros en las juntas de las puertas 

 

El aire frío del interior del aparato debe estar correctamente aislado de la temperatura exterior. Comprueba si hay huecos entre la junta de la puerta y la estructura. Si hay alguno, ajusta la junta de la puerta tirando de ella ligeramente hacia fuera con los dedos.

 

Si los huecos no desaparecen, puede que necesites sustituir la junta. En ese caso, ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?