Gracias por tus comentarios.
Acabas de añadir este producto a tu lista de deseos.
Acabas de quitar este producto de tu lista de deseos.
Tu lista de deseos está llena. Quita algún producto para añadir más.

5 min de lectura

¿Cómo se instala un frigorífico Beko con dispensador de agua con depósito o conectado a la fontanería?

¿Cómo se instala un frigorífico Beko con dispensador de agua con depósito o conectado a la fontanería?
¿Cómo se instala un frigorífico Beko con dispensador de agua con depósito o conectado a la fontanería?

 

 

Lo que necesitarás

 

Herramientas: 

llave, destornillador

 

Conexiones:

depósito de agua integrado, suministro o garrafa de agua

 

Piezas y accesorios:

manguera de suministro de agua, filtro de agua, sujeciones (para modelos conectados a la fontanería)

 

Nivel de dificultad:

Modelos no conectados a la fontanería: 1/5

Modelos conectados a la fontanería: 4/5

 

Tiempo aproximado:

15 minutos para los modelos no conectados a la fontanería

45 minutos para los modelos conectados a la fontanería

 

 

 

Antes de empezar

 

Antes de utilizar el dispensador de agua del frigorífico, deberás determinar si se trata de un modelo con depósito o conectado a la fontanería. Los modelos con depósito tienen un depósito de agua de plástico o cristal dentro de la puerta para almacenar el agua. Los modelos conectados a la fontanería se deben conectar al suministro de agua para que funcionen. 

 

Si has seguido los pasos de nuestra guía de instalación de frigoríficos, estarás listo para continuar con las conexiones de agua. 

 

 

 

Frigoríficos no conectados a la fontanería con dispensador de agua

 

Si el frigorífico no es un modelo conectado a la fontanería, debe tener un depósito de agua desde el que extraerla. Los depósitos de agua suelen estar dentro de las puertas del frigorífico y son extraíbles. Consulta el manual de usuario y busca el depósito de agua del frigorífico. Extrae el depósito y enjuágalo debajo del grifo antes de utilizarlo. A continuación, llena el depósito con agua potable. Una vez que el frigorífico esté preparado para dispensar agua, llena un vaso al menos 4 o 5 veces y desecha el agua antes de beber del dispensador. 

 

 

 

Frigoríficos conectados a la fontanería con dispensador de agua

 

Si acabas de comprar un frigorífico conectado a la fontanería, debería tener una manguera de agua y sujeciones para las conexiones. Los frigoríficos conectados a la fontanería se deben conectar directamente al suministro de agua. Puede ser el suministro de agua principal de tu casa o una garrafa. Algunos modelos también cuentan con un filtro de agua externo. A continuación, te explicamos como realizar las conexiones. 

 

 

 

Conexión al suministro de agua

 

En primer lugar, debes conectar la manguera de agua al aparato. Para hacerlo, retira la pieza conectora de la entrada de agua en la parte posterior del aparato. Pasa la manguera a través de la pieza conectora. 

 

Introduce la manguera firmemente en la entrada. Vuelve a colocar el conector en su posición y gíralo para apretarlo. Deberías poder hacerlo a mano, aunque puedes utilizar una llave o unos alicates para asegurarte de que la conexión queda apretada.

 

A continuación, deberás llevar a cabo la conexión entre la manguera y el suministro de agua. En primer lugar, conecta el adaptador al grifo, asegurándote de apretar firmemente la conexión. 

 

Luego, retira el conector de la manguera del adaptador.

 

Pasa el extremo de la manguera de agua a través del conector de la manguera que has retirado previamente y, a continuación, vuelve a enroscar el conector en el adaptador después de empujar la manguera firmemente dentro del adaptador (al igual que al realizar la conexión al aparato). 

 

Por último, coloca las abrazaderas de la manguera en una pared y utilízalas para fijar la manguera de agua y evitar que se mueva, se desconecte o se dañe al mover el aparato.

 

 

 

Instalación del filtro de agua

 

Puede que también quieras instalar el filtro de agua que se incluye en algunos modelos. Para hacerlo, deberás seguir el mismo procedimiento anterior y, además, montar el filtro en una pared.

 

En primer lugar, deberás identificar una posición en la que puedas montar el filtro en una pared. Ten en cuenta que el filtro no se debe montar en el aparato. Una vez que hayas identificado una posición, puedes fijar los soportes de montaje incluidos con el aparato a la pared. Ten en cuenta que el filtro se debe instalar en posición vertical. Una vez instalados los soportes, sujeta el filtro en su posición.

 

Del extremo del filtro salen dos mangueras de agua. Conéctalas al grifo de suministro de agua y al aparato como se ha descrito anteriormente.

 

 

 

Comprobación de las conexiones

 

Abre el suministro de agua y comprueba si hay fugas. Si observas que hay una fuga, corta el suministro de agua y aprieta todas las conexiones, limpia las fugas y vuelve a abrir el suministro de agua para comprobar si siguen.

 

 

 

Conexión a una garrafa

 

Si el agua del grifo no es adecuada para el consumo, también puedes conectar el aparato a una garrafa o damajuana. Sin embargo, también tendrás que adquirir una bomba. Ponte en contacto con tu distribuidor para que te asesore sobre las bombas disponibles.

 

En primer lugar, debes conectar la manguera de agua al aparato. Para hacerlo, retira la pieza conectora de la entrada de agua en la parte posterior del aparato. Pasa la manguera a través de la pieza conectora y, a continuación, introduce la manguera firmemente en la entrada. Vuelve a colocar el conector en su posición y gíralo para apretarlo. Deberías poder hacerlo a mano, aunque puedes utilizar una llave o unos alicates para asegurarte de que la conexión queda apretada. A continuación, conecta la manguera de agua del aparato a la bomba y realiza la conexión entre la bomba y la garrafa o damajuana. Consulta el manual de usuario de la bomba para obtener información sobre cómo se hace.

 

 

 

Comprobación de las conexiones

 

Abre el suministro de agua y comprueba si hay fugas. Si observas que hay una fuga, corta el suministro de agua y aprieta todas las conexiones, limpia las fugas y vuelve a abrir el suministro de agua para comprobar si siguen.

 

Asegúrate de desechar 4 o 5 vasos de agua grandes antes de empezar a beber del dispensador de agua. 

 

 

 

Antes del uso

 

Antes de enchufar el aparato y conectarlo a la red eléctrica, espera al menos 4 horas para que el gas del compresor y el líquido se asienten. Después de este tiempo, podrás enchufar el aparato, conectarlo a la red eléctrica y moverlo hasta su posición. Inclina el frigorífico hacia atrás y utiliza las ruedas de la base posterior para colocar el aparato. Ten cuidado de no alterar las conexiones de agua o enredar el cable eléctrico. 

 

Una vez en su posición, ajusta las patas delanteras del aparato para asegurarte de que está nivelado. Gira las anillas de las patas a mano hasta que ambas estén firmemente en contacto con el suelo. Utiliza un nivel para asegurarte de que el aparato está nivelado. Por último, ya puedes llenar los depósitos de agua. Tendrás que esperar aproximadamente 6 horas antes de introducir alimentos en el frigorífico nuevo, ya que necesita este tiempo para alcanzar la temperatura ajustada.

 

 

 

Eso es todo. Acabas de instalar tu nuevo frigorífico Beko con dispensador de agua. Esperamos que disfrutes de tu nuevo aparato.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?