Thank you for your feedback
You just added this product to your wishlist.
You just removed this product from your wishlist.
You can't add more to wishlist

3 min read

¿Cómo se repara una lavadora que tiene fugas?

¿Cómo se repara una lavadora que tiene fugas?
¿Cómo se repara una lavadora que tiene fugas?

 

 

Existen distintos motivos por los que la lavadora tiene fugas. Comprueba si el problema se resuelve con una de las soluciones siguientes. 

 

 

 

Comprueba si la conexión al suministro de agua está suelta

 

Comprueba la conexión al suministro de agua de la lavadora. Si está suelta, aprieta la tuerca. 

 

 

 

Comprueba que las mangueras de suministro o drenaje non estén dobladas u obstruidas

 

Las mangueras de suministro y drenaje de agua no deben estar dobladas ni obstruidas. Desatáscalas o estíralas si es necesario. Sustituye la manguera si tiene fugas, pinchazos u óxido.

 

 

 

Comprueba si las juntas de la manguera de suministro están sueltas

 

La manguera de suministro de agua tiene una junta a cada lado. Estas dos juntas pueden aflojarse con el tiempo. Si hay fugas de agua en la manguera de suministro, puede que sea necesario sustituir las juntas.

 

 

 

Comprueba si la conexión a la manguera de extensión está suelta

 

Comprueba la conexión entre la manguera de extensión, si la hay, y la manguera de drenaje de la lavadora. Todas las conexiones deben estar bien apretadas. Comprueba la abrazadera para ver si se ha aflojado con el tiempo. Apriétala o sustitúyela si es necesario.

 

 

 

Comprueba si el filtro de la bomba está sucio u obstruido.

 

La causa más probable es que el filtro de la bomba esté obstruido. El filtro de la bomba se debe limpiar cada tres meses o cuando esté obstruido. Este filtro está instalado para atrapar objetos extraños, como botones y monedas, y para evitar que estos objetos entren en la manguera de drenaje. Se encuentra en la esquina inferior derecha de la lavadora. 

 

Para limpiar el filtro de la bomba, abre la cubierta para dejar el filtro a la vista. Algunos modelos de lavadora tienen un pequeña manguera pegada detrás de la tapa para drenar el agua del interior del filtro. Otros simplemente descargan el agua al extraer el filtro. En ambos casos, es recomendable colocar un recipiente o algunas toallas debajo del filtro.

 

Si ves una manguera, tira de ella para soltarla y espera a que corra el agua. En caso contrario, gira el filtro hacia la izquierda y extráelo. Elimina la suciedad, el pelo o los objetos extraños del filtro. A continuación, enjuágalo debajo del grifo.

 

Inspecciona la cavidad del filtro para ver si hay suciedad, monedas o botones que lo obstruyen. Límpialo con un paño húmedo. Por último, coloca y fija el filtro girándolo hacia la derecha y vuelve a colocar la tapa de protección.

 

 

 

Comprueba si el aparato está nivelado

 

La lavadora debe estar nivelada y equilibrada sobre las patas para que funcione correctamente. Prueba a mover el electrodoméstico de un lado a otro y desde atrás hacia delante. Si se tambalea demasiado, puede que el suelo o las patas del electrodoméstico no estén nivelados. 

 

Utiliza un nivel para comprobar el equilibrio del aparato. Si está apagada, ajusta las patas. Para ello, busca las tuercas de bloqueo de las patas debajo de la lavadora. Aflójalas y gira las patas hacia la derecha o la izquierda, hasta que estén firmemente en contacto con el suelo. Vuelve a apretar las tuercas de bloqueo a mano.

 

 

 

Evita cargar demasiado el electrodoméstico

 

Las lavadoras disponen de varias capacidades de carga. Si cargas en exceso la lavadora, el detergente podría introducirse entre los pliegues de la ropa y no disolverse por completo. Consulta el manual de usuario para conocer los programas y sus capacidades de ropa. Si tienes problemas para encontrar el manual, descárgalo aquí utilizando el número de modelo de tu producto.

 

Para obtener más consejos para la colada, consulta nuestras guías sobre cómo cargar correctamente la lavadora y sobre la carga que admite la lavadora.

 

 

 

Comprueba que la puerta está bien cerrada

 

Puede haber fugas de agua en la puerta si no está bien cerrada. Retira los objetos que puedan estar atrapados en la puerta y ciérrala hasta que oigas un sonido de bloqueo.

 

 

 

Comprueba que el depósito de detergente está bien cerrado

 

Asegúrate de que el depósito de detergente está bien cerrado. Pueden producirse fugas en el electrodoméstico si no se cierra por completo.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?