Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.

3 min de lectura

¿Cómo se lavan las prendas de lana en la lavadora?

¿Cómo se lavan las prendas de lana en la lavadora?
¿Cómo se lavan las prendas de lana en la lavadora?

 

 

Las prendas de lana te mantendrán abrigado en los meses de invierno, pero tienen mala reputación en lo que se refiere al lavado. Como te equivoques en algo, acabarás con la prenda encogida. Sin embargo, si tienes cuidado, muchas prendas de lana o mezcla de lanas se pueden lavar en la lavadora. Así que, sigue esta breve guía y tendrás tus prendas de lana limpias sin que se encojan.

 

 

 

Lava las prendas de lana con menos frecuencia

 

La lana se mantiene limpia bastante bien, por lo que no es necesario lavar las prendas de lana tan a menudo como otras prendas. Si es necesario, limpia las manchas y airea las prendas de lana después de llevarlas para que no tengas que lavarlas tan a menudo. 

 

 

 

Lee la etiqueta

 

Como siempre, leer la etiqueta de cuidados es lo principal al hacer la colada. La etiqueta de cuidados de muchas prendas de lana indicará que deben lavarse a mano. Bueno, tampoco tenemos que tomárnoslo a pies juntillas como verás más adelante, pero si en la etiqueta de cuidados se indica que solo se debe lavar en seco, ni lo acerques a la lavadora.

 

 

 

Clasifica la ropa

 

Una buena recomendación al hacer la colada de todo tipo de prendas es separar la ropa clara de la oscura. También debes poner las prendas de lana al revés antes de lavarlas, ya que esto les ayudará a mantener su aspecto.

 

 

 

Pon la prenda en remojo

 

Si pones las prendas de lana en remojo, en agua fría, antes de lavarlas, se reducirá el riesgo de que encojan (que se debe a la agitación en la lavadora).

 

 

 

Selecciona el detergente y el programa adecuados

 

Aunque la etiqueta de cuidados de las prendas de lana a menudo indica que es necesario lavar a mano, muchas lavadoras modernas ofrecen un programa de lana específico  que utiliza agua fría y velocidades de centrifugado bajas para imitar un lavado a mano suave. Si tu lavadora no tiene un programa de lana específico, un ciclo delicado de temperatura y velocidades de centrifugado bajas conseguirá los mismos resultados.

 

También es buena idea comprar un detergente diseñado específicamente para la lana si haces la colada de prendas de lana con regularidad. Este detergente es más suave para los tejidos y cuida mejor tus prendas de lana. Sin embargo, si solo lavas prendas de lana ocasionalmente, puedes diluir el detergente líquido normal o disolver el detergente en polvo en un poco de agua antes de colocarlo en el depósito de detergente.

 

Si deseas un mayor nivel de protección de las prendas, puedes colocarlas en una bolsa de malla con cremallera para asegurarte de que no queden atrapadas ni enganchadas en el interior del aparato. Si las prendas tienen adornos decorativos como lentejuelas, o si la prenda tiene un significado especial para ti, lavarlas a mano puede ser la opción más segura. 

 

 

 

Seca bien las prendas

 

No todas las prendas de lana pueden meterse en la secadora, ya que el calor hará que las fibras se encojan y se deformen, por lo que todo el esfuerzo en lavarlas de manera delicada habrá sido en vano. Evita también altas velocidades de centrifugado en la lavadora, especialmente al final de los ciclos. Es mucho mejor escurrir las prendas de lana a mano en lugar de utilizar un ciclo de centrifugado agresivo para eliminar el exceso de agua.

 

Echa un vistazo a la etiqueta de cuidados de las prendas, ya que en ella se especificará cómo se debe secar la prenda; algunas se deben ir cambiando de posición y secar de forma plana, mientras que otras se deben colgar. Si tienes dudas sobre cómo leer las etiquetas de cuidados de la ropa, en este artículo   se explica todo.

 

 

 

Y ya está. Siempre que tengas cuidado, la mayoría de prendas de lana se pueden lavar en la lavadora, pero si no quieres arriesgarte, puedes dedicar el tiempo necesario para lavar cualquier prenda especial a mano.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?