Gracias por tus comentarios.
Acabas de añadir este producto a tu lista de deseos.
Acabas de quitar este producto de tu lista de deseos.
Tu lista de deseos está llena. Quita algún producto para añadir más.

2 min de lectura

Secadora o lavasecadora: ¿cuál necesitas?

Secadora o lavasecadora: ¿cuál necesitas?
Secadora o lavasecadora: ¿cuál necesitas?

 

 

Tener un aparato de secado para la colada puede ahorrarte la molestia de tener la casa llena de tendederos o salir corriendo a poner a salvo las sábanas recién lavadas cuando cambia el tiempo. Si has decidido que quieres disfrutar de esa pequeña comodidad extra, aún te queda una elección que hacer. ¿Vas a comprar una secadora independiente o una lavasecadora combinada? Ambas tienen sus ventajas, así que esta guía te permitirá resolver la cuestión.

 

 

 

Las secadoras tienen mayores capacidades pero requieren espacio adicional

 

 

Las secadoras suelen tener una capacidad del tambor superior que las lavasecadoras. Las secadoras pueden tener capacidades de hasta 10 kg, mientras que las lavasecadoras combinadas solo pueden encargarse de unos 5 o 6 kg. Por lo tanto, si tienes previsto secar mucha ropa, es algo que merece la pena tener en cuenta. Además, hay opciones de programas especiales para los diferentes tipos de prendas. Una secadora independiente también puede ser más eficiente energéticamente que una lavasecadora estándar, algo que deberás plantearte mucho a la hora de tomar una decisión. 

 

Por otro lado, las secadoras son un electrodoméstico adicional, lo que supone un gasto extra y el requisito de más espacio. Dicho esto, las lavasecadoras pueden tener un coste cercano al de una lavadora y una secadora juntas, así que tendrás que hacer cuentas para ver lo que se ajusta más a tu presupuesto. También puedes colocar una secadora encima o debajo de una lavadora, lo que te permite utilizar el espacio disponible de forma creativa.

 

 

 

Las lavasecadoras tienen una menor capacidad, pero hacen el trabajo de dos aparatos

 

 

La comodidad es probablemente la ventaja más atractiva de una lavasecadora. Puedes lavar y secar la ropa sin tener que cambiar la carga de una aparato a otro. Algunas cuentan incluso con programas que secan la colada justo después de que termine de lavarse. Se mete la ropa sucia, se lava y sale seca. Tener ambas funciones en un solo aparato también permite ahorrar espacio, por lo que si tu casa es más bien pequeña, encontrar espacio para un solo aparato en lugar de dos será probablemente más fácil. 

 

Sin embargo, la comodidad que ofrecen las lavasecadoras tiene una limitación. Por lo general, la capacidad de secado es unos kilos inferior a la capacidad de lavado. Esto significa que tendrás que aligerar la carga de lavado o retirar parte de la ropa mojada antes de poner en marcha un ciclo de secado.

 

 

 

Ten en cuenta tu presupuesto y el espacio del que dispones antes de tomar una decisión

 

 

 

 

En definitiva, la decisión se reduce al espacio disponible y, posiblemente, al presupuesto.

 

Si tienes espacio para dos aparatos y encuentras una buena oferta, la mejor idea puede ser comprar una lavadora y una secadora independientes (no olvides que comprarlas del mismo fabricante permite crear una sensación de uniformidad entre las dos). La buena noticia es que puedes aplicar una secadora y una lavadora con el kit de apilado adecuado para ahorrar algo de espacio. 

 

Si el espacio es muy limitado, lo mejor es una lavasecadora, que también puede ser la opción más económica.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?