Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.

3 min de lectura

¿Cómo evitar arrugas y pliegues durante el lavado y el secado?

Cómo evitar arrugas y pliegues durante el lavado y el secado
Cómo evitar arrugas y pliegues durante el lavado y el secado

 

 

Aunque hay personas que disfrutan planchando, estamos seguros de que ese tipo de personas escasean.

 

Si eres del tipo que prefiere evitar planchar a toda costa, hay unos cuantos hábitos que puedes introducir en tu rutina de colada para no tener que planchar tanto. En esta guía se explica cómo se producen las arrugas y los pliegues, y lo que puedes hacer para evitarlos.

 

 

 

¡Ponlo en práctica!

 

En nuestras guías para la colada, encontrarás más información sobre cómo clasificar las prendas no solo por color, sino también por la temperatura de lavado y secado. Si quieres evitar arrugas y pliegues, tendrás que empezar a clasificar la colada por tipo de tejido y peso. Lavar prendas más pesadas, como vaqueros, con prendas más ligeras, como camisetas, hará que las prendas más pesadas aplasten literalmente las más ligeras. Esto provoca arrugas, por lo que si lavas prendas similares, se arrugarán menos.

 

 

 

Seca bien las prendas

 

Una vez clasificada la colada por color, temperatura de lavado y tipo de tejido, es probable que puedas meterla directamente en la secadora desde la lavadora (por supuesto, comprueba las etiquetas de cuidados de la ropa para asegurarte de que se pueden secar en la secadora). Aquí pasa lo mismo: si no se mezclan tejidos ligeros y pesados en el tambor, los más ligeros no resultarán aplastados por los más pesados.

 

Sin embargo, tienes que elegir el programa de secado correcto y, lo que es más importante, el tiempo de secado adecuado. Si las prendas se secan en exceso, pueden aparecer arrugas y pliegues, por lo que tendrás que utilizar una plancha de vapor para eliminarlas. 

 

Si utilizas un programa predefinido, comprueba el tambor hacia el final del ciclo y, si ves que las prendas ya están secas, puedes finalizar el programa antes de tiempo. Si tu secadora dispone de sensores, puedes utilizar un programa como el ciclo de secado para guardar de las secadoras Beko, que detectará el nivel correcto de secado y detendrá el aparato para evitar arrugas.

 

Si tu secadora cuenta con programas específicos para tejidos, también evitará arrugas, ya que ajustan automáticamente la temperatura y el tiempo de secado correctos.

 

 

 

Dobla la ropa y no lo pospongas

 

Es muy tentador recoger la ropa de la secadora y dejarla en la cesta de la colada para doblarla más tarde. Lamentablemente, es una forma estupenda de dejar que las arrugas o pliegues acampen libremente en las prendas. Si dedicas tiempo a doblar las prendas al sacarlas de la secadora, te ahorrará horas de planchado.

 

Cuando retires una prenda de la secadora, sacúdela con fuerza para quitar las pelusas y las arrugas. Cuelga las camisas y las blusas en las perchas inmediatamente y asegúrate de que los cuellos, los puños y las solapas estén bien estirados. Esto ayudará a que las arrugas desaparezcan de forma natural.

 

 

 

El lugar donde guardes la ropa es importante

 

Meter las prendas en el armario mientras aún están calientes o ligeramente húmedas puede provocar arrugas y arrugas. Por lo tanto, si las vas a poner en perchas, deja que se sequen totalmente antes de colgarlas, o dóblalas bien si vas a colocarlas en un estante o en un cajón.

 

Si vas a llevar una prenda varias veces antes de lavarla, cuélgala para que se airee para eliminar las arrugas y secar la humedad.

 

 

 

Eliminación urgente de arrugas

 

Si tienes prisa y tienes que eliminar las arrugas de la ropa rápidamente, puedes poner la prenda en una percha y colgarla en el cuarto de baño mientras te das una ducha caliente. El vapor generado ayudará a eliminar las arrugas. Si tienes una secadora, puedes utilizar una toalla húmeda con la prenda y utilizar un programa durante unos cinco minutos. Cuelga la prenda inmediatamente después y puede que te libres de planchar. 

 

 

 

Por lo tanto, aunque estos consejos no te libren para siempre de planchar, te ayudarán a reducir considerablemente la cantidad de tiempo que dedicas a ello.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?