Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.

4 min de lectura

Nueve consejos para un secado eficiente desde el punto de vista energético

Nueve consejos para un secado eficiente desde el punto de vista energético
Nueve consejos para un secado eficiente desde el punto de vista energético

 

 

Las secadoras tienen cierta mala reputación en cuanto a su eficiencia energética. Si buscas una secadora nueva , plantéate comprar una que utilice tecnología de bomba de calor, ya que estos aparatos tienden a consumir menos que los modelos con condensador o con ventilación. Pero si te estás preguntando qué puedes hacer para que tu secadora sea lo más eficiente posible, echa un vistazo a estos consejos para empezar a ahorrar energía desde ya.

 

 

 

01.

Utiliza el ciclo de centrifugado de la lavadora para eliminar el exceso de agua

 

Si metes artículos muy mojados en la secadora, el tiempo de secado será superior, aumentará el consumo de energía y el aparato se verá sometido a una tensión innecesaria. Utiliza el ciclo de centrifugado de la lavadora para eliminar el exceso de agua lo máximo posible antes de poner las prendas en la secadora.

 

 

 

02.

Mantén limpios los filtros de pelusas y del evaporador

 

Mantener limpios los filtros de pelusas y del evaporador es esencial tanto para el rendimiento de secado como para el cuidado general de la secadora. Los filtros bloqueados dificultan el funcionamiento del motor y aumentan el consumo de energía.

 

Si no estás seguro de cómo limpiar los filtros de la secadora, consulta la guía de limpieza de la secadora. Creemos firmemente en la limpieza de los filtros después de la carga, así que adopta este hábito para que tu secadora funcione de la forma más eficaz posible.

 

 

 

03.

Pon tu secadora en un lugar bien ventilado

 

Aunque no dispongas de mucho sitio en casa donde poner la secadora, intenta que el lugar en el que la pongas esté bien ventilado, especialmente si tienes una secadora de ventilación. Y ya que estamos hablando de secadoras con ventilación, comprueba con regularidad la acumulación de pelusas en el tubo de ventilación, ya que esto puede reducir su eficiencia.

 

 

 

04.

Seca tejidos similares juntos

 

Los tejidos similares tardan aproximadamente el mismo tiempo en secarse, lo que significa que todas las prendas se secarán a la vez. Si mezclas varios tejidos, es posible que tengas que volver a poner la secadora porque algunas prendas no se habrán secado, lo cual reduce la eficiencia energética de esa carga en particular. 

 

 

 

05.

No sobrecargues el tambor ni tampoco lo cargues poco

 

Para obtener el mejor rendimiento del aparato, es fundamental colocar la cantidad adecuada de ropa en la secadora. Si la sobrecargas, el rendimiento de secado se verá afectado y puede que hasta la secadora se averíe; si la cargas poco, se consumirá mucha energía solo para secar unas cuantas prendas.

 

En esta guía  se explica la cantidad de ropa que se debe poner en la secadora y en este artículo  se describe la mejor forma de cargar la secadora. Si buscas una rápida regla general, llenar el tambor por encima de la mitad es correcto.

 

 

 

06.

Utiliza los programas del sensor de secado en lugar de los programas predefinidos

 

Si tu secadora tiene una función como Sensor de secado de Beko, utiliza esta opción en lugar de los programas predefinidos. Los programas predefinidos seguirán funcionando aunque la colada esté seca y eso supone claramente un derroche de energía. El sensor de secado detendrá el ciclo de secado cuando las prendas hayan alcanzado el nivel de secado del programa seleccionado.

 

Si quieres obtener más información sobre los programas y las características de la secadora Beko, consulta esta guía.

 

 

 

07.

No añadas ropa húmeda durante el ciclo

 

Puede resultar tentador meter unas cuantas prendas húmedas en mitad de un ciclo de secado, pero no se recomienda hacerlo si quieres optimizar la eficiencia. La ropa seca volverá a absorber el agua de la ropa húmeda, lo que significa que toda la carga tardará más en secarse y consumirá más energía. Lo mejor es dejar las prendas húmedas para la siguiente carga.

 

 

 

08.

Pon varias cargas una tras otra

 

Si tienes muchas prendas que secar, intenta poner las cargas una tras otra. De esta forma, cada nueva carga se beneficia del calor que ya hay en el tambor. Aunque solo reduzcas unos minutos en el tiempo de secado, contribuirás a respetar al medio ambiente.

 

 

 

09.

No dejes la colada en la secadora

 

Funciones como la función antiarrugas de Beko hacen girar periódicamente el tambor después de que un programa haya terminado para evitar que la colada se arrugue. Es genial si no puedes sacar la colada de la secadora inmediatamente, pero obviamente consume energía. Si es posible, saca la colada de la secadora en cuanto esté seca y apaga el aparato.

 

Aunque no hay nada más ecológico y práctico que secar la colada al aire, sabemos que no siempre es posible. Pero sigue los consejos anteriores y reducirás la cantidad de energía que utiliza la secadora, así como lo que te cuesta.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?