Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.
Escabeche de salmón
Escabeche de salmón

lectura de 1 min

Escabeche de salmón

ESCABECHE-SALMON
ESCABECHE-SALMON

Comida

Entrante

Dificultad

Media

Duración

45 min aprox.

Ingredientes

  • 800 g de salmón fresco cortado en tacos de 3x3 cm
  • 2 cucharadas soperas de sal gorda
  • 1 cucharada sopera de pimienta negra
  • 4 hojas de laurel
  • 12 ramas de perejil
  • 4 ramas de tomillo
  • 2 cucharadas soperas de pimentón dulce de la vera
  • 1’2 l. de aceite de oliva virgen extra
  • 600 g de vinagre de sidra o de Jerez

Paso a paso

 

1. Es importante que nos preparen en la pescadería el salmón cortado en dados. Será mejor que nos retiren la piel antes de trocearlo, puesto que escabechada suele quedar gomosa y desagradable.

 

2. Es mejor dejar la piel del salmón cuando lo vamos a tostar y queda crujiente.

 

3. Colocamos en una cazuela amplia los dados de salmón, de forma que no queden amontonados y estén en mayor número en contacto con el fondo del recipiente.

 

 

4. Añadimos la sal, los granos de pimienta, las hojas de laurel enteras, las ramas de perejil, el tomillo y el pimentón dulce.

 

 

5. Con ayuda de las manos damos vueltas cuidadosamente al pescado con los ingredientes añadidos, de forma que se entremezclen perfectamente los distintos elementos.

 

 

Acabado y presentación

 

Sobre el pescado “aliñado”, rociamos el aceite de oliva virgen y el vinagre, momento en el que arrimamos la cazuela a fuego muy suave, para que no se nos agarre al fondo.

 

En el momento que veamos que surgen los primeros hervores por toda la cazuela, apagamos el fuego y dejamos que los dados de salmón se terminen de escabechar en su propio jugo.

 

Una vez tibios, los podremos rescatar y acompañarlos con unas patatas cocidas y laminadas o con remolacha en dados o sencillamente con una ensalada verde de lechuga o escarola, aliñada con el propio jugo del escabechado.

 

¡Listo!

Compartir

¿Te ha resultado útil?