Resuelve todas tus dudas en nuestro

Aire acondicionado

Preguntas frecuentes

La suciedad acumulada en los filtros de aire, las bobinas del evaporador y el condensador puede producir una reducción del flujo de aire del aparato de aire acondicionado. Estos filtros se deben limpiar cada 3 meses o siempre que se observe una reducción del rendimiento. Si los filtros de aire están sucios u obstruidos, el aire frío producido por el aparato de aire acondicionado no circulará correctamente a través de la habitación. Para limpiar los filtros, consulta el manual de usuario, ya que cada modelo tiene instrucciones diferentes. Si tienes problemas para encontrar el manual, descárgalo aquí utilizando el número de modelo de tu producto. También puedes ponerte en contacto con un agente de servicio autorizado para que limpie las bobinas del evaporador y el condensador.

Puede aparecer niebla cuando el aire frío y seco del aire acondicionado se mezcla con el aire más cálido y húmedo de la habitación. Esto es normal y desaparecerá cuando la temperatura ambiente descienda. 

Un aire acondicionado que ha absorbido humo del tabaco u otros malos olores puede devolverlos. Si el mal olor no desaparece, es posible que sea necesario limpiar los filtros de aire, la unidad interior o las bobinas de la unidad exterior del aire acondicionado.

 

Para limpiar los filtros, consulta el manual de usuario, ya que cada modelo tiene instrucciones diferentes. Si tienes problemas para encontrar el manual, descárgalo aquí utilizando el número de modelo de tu producto. Para limpiar las bobinas de la unidad interior y de la exterior, ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

Intenta localizar de dónde procede el ruido. Si procede de la unidad exterior, apaga el aire acondicionado y comprueba si hay algo que esté obstruyendo los ventiladores. Si es el caso, retíralo y vuelve a encender el aire acondicionado.

 

Si el sonido procede de la unidad interior, apaga el aire acondicionado. La causa más probable es que haya una pieza suelta dentro de la unidad, lo que podría dañar otras piezas. En este caso, deja de utilizar el electrodoméstico y ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

Intenta localizar de dónde procede el ruido. Si procede de la unidad exterior, comprueba si el ventilador gira. Si no gira cuando la unidad interior está funcionando, el motor puede ser la fuente del ruido. El sonido también puede proceder de la base de goma o de las piezas de conexión de la unidad exterior. Es posible que estas piezas se hayan desgastado con el tiempo, lo que hará que la unidad pierda el equilibrio y se mueva mientras funciona. En ambos casos, deja de utilizar el electrodoméstico y ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

Intenta localizar de dónde procede el ruido. Si procede de la unidad interior, es posible que los tornillos o pernos de la carcasa de la unidad del aire acondicionado estén sueltos. Apaga el aire acondicionado y apriétalo.

 

Si el sonido procede de la unidad exterior, apaga el aire acondicionado y comprueba si hay algo que se haya caído dentro. Es posible que haya algo golpeando los ventiladores, por ejemplo piedras, lo que provoca este ruido. Si es posible, retírelas.

 

Si el electrodoméstico no funciona con normalidad mientras hace este ruido, ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

Intenta localizar de dónde procede el ruido. Si el sonido procede de la unidad interior, apaga el aire acondicionado. La causa más probable es que haya una pieza suelta dentro de la unidad, lo que podría dañar otras piezas. En este caso, deja de utilizar el electrodoméstico y ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

 

Si el sonido procede de la unidad exterior, apaga el aire acondicionado y comprueba si hay algo que se haya caído dentro. Es posible que haya algo golpeando los ventiladores, por ejemplo piedras, lo que provoca este ruido. Si es posible, retírelas.

 

Si el electrodoméstico no funciona con normalidad mientras hace este ruido, ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

Los aires acondicionados pueden emitir un chasquido cuando se encienden o cuando dejan de funcionar. Este sonido procede de la unidad, que se contrae o expande a medida que cambia la temperatura. Es algo normal y no se trata de un funcionamiento incorrecto.

 

Si el electrodoméstico no funciona con normalidad mientras hace este ruido, ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

¡Estamos aquí para ayudarte!

Tanto si necesitas asesoramiento sobre el producto, como si vas a comprar accesorios o simplemente quieres compartir tu opinión, estamos aquí para escucharte.

atencionalcliente@beko.com

¿Tienes otras dudas?

Descubre nuestras preguntas frecuentes, vídeo manuales y mucho más.