Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.
Acelgas a la vasca
Acelgas a la vasca

lectura de 1 min

Acelgas a la vasca

Acelgas a la Vasca
Acelgas a la Vasca

Comida

Plato principal

Dificultad

Difícil

Duración

1h aprox.

Ingredientes

  • 1 manojo de acelgas
  • 4 patatas hermosas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo
  • Harina y huevo para rebozar
  • Aceite de oliva o de girasol para freír
  • Sal

Paso a Paso

 

1. Pelar las patatas y cortarlas en pedazos grandes.

 

2. Separar las pencas de acelga de las hojas verdes.

 

3. Limpiamos las pencas de hilos, partiéndolas en pedazos de 7-8 cm. de largo.

 

4. Las hojas verdes las limpiamos en varias aguas y las partimos a cuchillo en tiras alargadas.

 

5. Ponemos abundante agua ligeramente salada a hervir, introduciendo las patatas y las pencas de acelga.

 

6. Las cocemos unos 20 minutos, a fuego muy suave, hasta que tanto las patatas como las pencas las podamos atravesar fácilmente con el filo de un cuchillo y estén tiernas.

 

7. Las escurrimos, guardando un poco de caldo de cocción y en la misma cazuela, al calor, reservamos las patatas cocidas.

 

8. Pasamos las pencas de acelga cocidas cuidadosamente por harina y huevo y las rebozamos, friéndolas en abundante aceite. Las escurrimos y las reservamos.

 

 

Acabado y presentación

 

1. Doramos los ajos en una sartén con 4 cucharadas de aceite. Una vez bien dorados, añadimos las hojas verdes de acelga, dando unas vueltas unos minutos, hasta que veamos que se quedan cocinadas como si fueran espinacas.

 

2. Las añadimos a la patata cocida reservada en la cazuela y machacamos el conjunto con las púas de un tenedor.

 

3. Podemos añadir unas gotas de caldo de cocción de las patatas y la verdura.

 

4. Sazonamos.

 

5. Colocamos la patata y el verde de acelga en una fuente honda o en platos hondos y cubrimos con las pencas de acelga rebozadas.

 

6. Podemos dar un golpe de microondas si se enfría.

 

7. Rociamos el conjunto con un buen chorretón de aceite de oliva virgen extra y servimos.

 

¡Listo!

Compartir