Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.
Bizcocho de aceite y frutos rojos
Bizcocho de aceite y frutos rojos

lectura de 1 min

bizcocho-de-aceite-y-frutos-rojos
bizcocho-de-aceite-y-frutos-rojos

Bizcocho de aceite y frutos rojos

Comida

Postre

Dificultad

Media

Duración

45 min aprox.

Ingredientes

  • 125 g de huevos frescos
  • 250 g de azúcar
  • 250 ml. de leche
  • 175 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 250 g de harina
  • 15 g de levadura en polvo
  • 175 g de frutos rojos de temporada (previamente congelados) 

Elaboración

 

En un bol y con unas varillas, batir los huevos con el azúcar hasta blanquearlos y obtener una textura muy esponjosa.

 

Entonces, añadir la leche y el aceite con suavidad, en hilo fino y sin dejar de batir.

Finalmente, incorporar la harina mezclada con la levadura, tamizadas para evitar que se cuelen grumos en la preparación, meneando de forma envolvente de abajo a arriba con una lengua para que se integre bien.

 

Dejar reposar la masa en la nevera unas horas, bien cubierta.

 

Acabado y presentación

 

Encender el horno a 180ºc.

Pasado ese tiempo de reposo, batir de nuevo la masa para extraer todo el gas carbónico y devolverle la cremosidad, con ayuda de unas varillas.

 

Forrar con mantequilla y espolvorear con una pizca de harina un molde de bizcocho y rellenar con la masa de bizcocho.

Espolvorear los frutos rojos congelados por la superficie, repartiéndolos con suavidad.

 

Finalmente, hornear el bizcocho por espacio de 30 mn. hasta que al clavar una aguja en su interior, consigamos que salga seca y sin rastro de masa húmeda.

 

Dejar reposar el bizcocho fuera del horno y en cuento esté templado, desmoldarlo.

Listo.

Compartir