Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.
Bizcocho tembloroso de queso
Bizcocho tembloroso de queso

lectura de 1 min

Bizcocho tembloroso de queso

Bizcocho tembloroso de queso
Bizcocho tembloroso de queso

Comida

Postre

Dificultad

Media

Duración

90 min

Ingredientes

  • 100 g de mantequilla
  • 300 g de queso tipo Filadelfia
  • 100 g de leche
  • 8 yemas de huevo (aprox. 160 g)
  • 60 g de harina
  • 60 g de Maicena
  • 13 claras de huevo (aprox. 390 g)
  • 130 g de azúcar
  • Azúcar en polvo para decorar

Elaboración

 

Forrar con papel sulfurizado un molde de bizcocho redondo de 28 cm. de diámetro y 8 cm. de alto.

 

Es muy importante que el papel supere el borde del molde al menos 5 cm. de altura, porque el bizcocho sube y necesita protección para mantenerse firme y derecho.

Precalentar el horno a 135ºc.

En una olla amplia calentar agua hasta que alcance los 70-80ºc.

 

En un cazo amplio, fundir suavemente la mantequilla con la leche, agregando el queso crema.

 

Entonces, batir enérgicamente con una varilla batidora para mezclar perfectamente.

En un bol amplio, aparte, añadir las yemas y batirlas con la misma varilla, añadiendo la mezcla anterior y homogeneizando perfectamente.

 

Entonces, ayudándonos de un colador fino para que caiga como una lluvia, añadir la harina y la maicena juntas, mezclándolas perfectamente con la mezcla húmeda y ayudados de una lengua de goma.

 

Batir en un bol las claras a punto de nieve con ayuda de unas varillas y a mitad del proceso, incorporar el azúcar, batiendo enérgicamente hasta conseguir un punto de  nieve bien firme.

Añadir estas claras muy delicadamente, en tres veces y de forma envolvente, sobre la mezcla anterior, ayudados de la lengua de goma y hasta conseguir unificarla perfectamente. 

 

Acabado y presentación

 

Entonces, verter toda la mezcla en el molde previamente forrado con papel.

 

Preparar un baño maría con el agua caliente, en cuyo fondo colocaremos un trapo doblado o papel de periódico, para que el molde no toque el fondo y se cocine más suavemente, sin cambios bruscos de temperatura.

 

Sumergir el molde en el baño maría con agua a media altura, como si se tratara de un flan y hornearlo durante 70 minutos.

 

Pasados, sacar del horno, reposarlo 5 minutos, desmoldarlo con sumo cuidado ya que tiembla mucho y es delicado y espolvorearlo con azúcar en polvo.

 

Tomarlo templado.

Compartir