Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.

lectura de 1 min

Tipos de frigoríficos:

¿cuál conviene comprar?

consejos para comprar un frigorífico
consejos para comprar un frigorífico

Existen muchos tipos de frigoríficos en el mercado, cada uno con características y prestaciones distintas. Y el catálogo de modelos de Beko es perfecto para conocer todos ellos, puesto que lo actualizamos constantemente con nuevas versiones y avances. Eso es precisamente lo que te mostramos en este post, donde también te damos consejos para comprar el frigorífico ideal según tus necesidades.

 

Frigoríficos con una, dos puertas o multipuerta

 

Existen diferentes criterios para clasificar los tipos de frigoríficos. Uno de los más habituales y sencillos es el del número de puertas. En función de ello, podemos encontrar:

 

  • Frigorífico de una puerta: en algunos casos sin congelador y, en otros, con un pequeño compartimento interior para ello.
     

  • Frigoríficos de dos puertas: una de ellas, para el refrigerador y la otra, para el congelador. Los tradicionales, suelen montar el congelador en la parte superior y los combi, en la inferior.
     

  • Frigoríficos multipuerta: tienen un diseño que se está popularizando en los últimos años y que es muy flexible. Su refrigerador suele tener doble puerta al estilo americano, que veremos más abajo, mientras que el congelador puede tener otro sistema similar de puertas o de cajones fácilmente extraíbles

 

Frigorífico combinado

 

Como hemos visto, un frigorífico combi o combinado puede encuadrarse en la tipología de dos puertas, con el congelador abajo. Sin embargo, hay una característica fundamental que les da una personalidad propia, hasta ser considerado un tipo de frigorífico en sí mismo: el refrigerador y el congelador utilizan motores distintos.

 

Eso puede provocar que su consumo energético sea ligeramente superior a un frigorífico de dos puertas convencional, que usa un mismo motor para su conjunto. Sin embargo, el doble motor propicia varias ventajas: 

 

  • Una refrigeración más precisa y a medida en cada espacio

  • El congelador gana en tamaño y, por tanto, en capacidad de almacenaje

 

¿Qué sabes sobre el mítico frigorífico americano? 

 

De todos los tipos de frigorífico, el americano es el sueño de muchos usuarios, por ello utilizamos el término ‘mítico’. ¿Por qué? Pues porque se trata de una solución de alta gama que, además, está asociada a cocinas de gran espacio. Su diseño es inconfundible: tiene dos grandes puertas que recuerdan a un tradicional armario. Una de ellas da acceso al refrigerador y, la otra, al congelador.

 

Aunque cada modelo es distinto, las ventajas que suelen ofrecer son:

 

  • Una gran capacidad interior
     

  • Los últimos avances tecnológicos, tanto en relación a la refrigeración como a la iluminación, organización interna y otras cuestiones
     

  • Un diseño especialmente elegante

 

Frigorífico bajo encimera

 

Por último, no queríamos olvidarnos de otro tipo de frigorífico presente en el mercado y, por supuesto, en el catálogo de Beko: el frigorífico bajo encimera. En la práctica, es un frigorífico de una puerta, con congelador interior, que se caracteriza por sus reducidas dimensiones, especialmente en lo que a altura se refiere. Por ello, está pensado para emplazarse bajo la encimera, al estilo de otros electrodomésticos que también se integran ahí, como una lavadora o un lavavajillas.

 

Consejos para saber cómo comprar un frigorífico adecuado a tus necesidades

 

Tras el repaso a las tipologías, llega el momento de darte algunos consejos para comprar un frigorífico, puesto que no todos los modelos son adecuados para un mismo usuario, sino que depende de las necesidades específicas. 

 

¿Cuál es el espacio del que dispones en tu cocina?
 

Esta es la cuestión básica para elegir tu modelo. En líneas generales, puedes tener en cuenta lo siguiente:

 

  • Si vives en un pequeño estudio, en solitario o en pareja, la opción ideal será un frigorífico bajo encimera o uno mediano de una puerta

  • Si vives en un piso con cocina mediana, vuestra familia no es especialmente grande y no tenéis grandes necesidades de congelar alimentos, un modelo convencional de dos puertas puede ser suficiente

  • Si vives en una casa grande o un piso con cocina amplia, los modelos multipuerta o americano pueden ser perfectos, pues son más anchos

 

¿Necesitas frigorífico con congelador?

 

 

Con los hábitos de la sociedad actual, podemos decir que cualquier usuario necesita tener un congelador en casa. Pero, ¿tiene que estar necesariamente integrado en el frigorífico? 

 

En el caso de viviendas pequeñas o usuarios con escasa necesidad de congelar, la respuesta será afirmativa. Pero las grandes familias con viviendas amplias pueden optar por un frigorífico de una puerta sin congelador, complementándolo con un congelador independiente, ya sea vertical o de tipo arcón. De esa manera, aumenta exponencialmente el volumen neto de uno y de otro.

 

 

¿Qué tecnologías hay en el mercado?

 

 

Una vez que ya has filtrado tus opciones a través de las dos anteriores preguntas, es el turno de entrar en los detalles de cada modelo, lo cual marcará la diferencia y decantará la balanza de un lado o de otro. En este sentido, puedes fijarte en las tecnologías de cada opción, que mejorarán la conservación de los alimentos y la experiencia del usuario. Se pueden destacar sistemas para:

 

  • Conservar las vitaminas de frutas y verduras mediante la iluminación interior
     

  • Garantizar diferentes temperaturas según el compartimento
     

  • Limitar la acumulación de escarcha

 

En relación a todas estas tecnologías, Beko tiene su propia solución. En concreto, HarvestFresh, CoolRoom y MiniFrost, respectivamente, además de otras muchas más.

 

 

¿Cuánta energía consume?

 

 

No cabe duda de que el consumo energético también juega un papel importante en la decisión final, y más aún teniendo en cuenta que el frigorífico es probablemente el electrodoméstico que más electricidad consume del hogar. 

 

A diferencia de otros aparatos, a día de hoy es casi una utopía pensar en una clase energética A. Sin embargo, los últimos avances hacen posible que ya existan frigoríficos con etiqueta C, como algunos modelos de Beko. Si esta cuestión es básica para ti, deberás evitar las opciones de baja eficiencia energética (G).

 

¿Ahora sabes cómo escoger el frigorífico ideal para tu hogar?

 

Tras leer estos consejos para comprar un frigorífico, ¿tienes ya claro cuál es tu modelo ideal? La buena noticia es que, sea cual sea tu opción, la podrás encontrar en el catálogo de Beko, puesto que incorpora todos los tipos de frigorífico mencionados y los últimos avances en tecnología. Y siempre, a precios sorprendentes. Navega por nuestra web y descubre las opciones.

 

Compartir