Resuelve todas tus dudas en nuestro

Lavavajillas

Preguntas frecuentes

No se recomienda abrir la puerta del lavavajillas a mitad de ciclo. Si lo haces, en función de la etapa del programa en la que se encuentra el lavavajillas, saldrá agua caliente o vapor del aparato, lo que podría causar lesiones graves. Lo mejor es no abrir la puerta del lavavajillas mientras el aparato está funcionando. 

El abrillantador y la sal para el lavavajillas son agentes que garantizan el mejor rendimiento de lavado y secado del lavavajillas. La sal para lavavajillas se vende en forma de granos y ayuda a que la unidad descalcificadora interna del lavavajillas reduzca la dureza del agua del grifo.

 

Sigue las instrucciones del manual de usuario para medir el nivel de dureza del agua del grifo. Si tienes problemas para encontrar el manual, descárgalo aquí utilizando el número de modelo de tu producto.  

 

Si el agua del suministro es blanda (<5 dH), no utilices sal, ya que puede arañar y corroer la cristalería. Si el agua del suministro es más dura, es recomendable utilizar sal para lavavajillas.

Cuando se encienda el piloto de sal del lavavajillas, deberás rellenarla. El depósito de sal se encuentra dentro del aparato, en la parte inferior izquierda debajo de la rejilla para platos. Para acceder a él, tira hacia fuera de la rejilla inferior y retira la tapa protectora del depósito de sal. Vierte la sal hasta que llegue a la parte superior del depósito y cierra la tapa.

 

Los depósitos de sal para lavavajillas contienen agua que rebosa al rellenar el depósito de sal. La sal también puede derramarse dentro del aparato al rellenar el depósito. La sal que queda dentro de la cuba del lavavajillas puede arañar la cristalería. Para minimizar los derrames de sal, utiliza el embudo que incluye el lavavajillas Beko para verter la sal en el depósito y asegúrate de limpiar el agua que rebose o los granos de sal. Cierra bien la tapa del depósito después de rellenarlo. Pon en marcha un programa de prelavado o el programa más corto para limpiar la sal que pueda haberse derramado dentro del aparato. Los granos de sal debajo de la tapa se disolverán durante el prelavado y pueden provocar que la tapa se afloje. Comprueba la tapa al final del programa y ciérrala bien.

El abrillantador y la sal para lavavajillas son agentes que garantizan el mejor rendimiento de lavado y secado del lavavajillas. El abrillantador dispersa el agua de la superficie de la vajilla durante el aclarado final y facilita el proceso de secado. Evita que las gotas de agua se sequen en la vajilla y dejen marcas de agua. 

 

Cuando se encienda el piloto de abrillantador del lavavajillas, deberás rellenarlo. El depósito de abrillantador se encuentra en el interior de la puerta del lavavajillas, junto al depósito de detergente. Abre la tapa del depósito, vierte el abrillantador hasta que el depósito esté lleno y cierra la tapa.

Si deseas que el lavavajillas finalice el ciclo más tarde, puedes retrasar el inicio o ajustar una hora de finalización en el programa seleccionado en el lavavajillas (en función del modelo del aparato). Esto resulta especialmente útil si el coste de la electricidad o el agua es inferior a determinadas horas del día. 

 

Para ajustar un programa con inicio diferido, carga el lavavajillas y selecciona el programa junto con las funciones adicionales. Pulsa el botón de la función de inicio diferido para ajustar el momento en el que deseas que se inicie el aparato. Cierra la puerta del aparato. Una vez finalizado el tiempo marcado, el programa seleccionado se iniciará automáticamente. Mientras está activada la función de inicio diferido, no puedes realizar cambios en el programa de lavado, las funciones adicionales o el periodo de retardo.

 

Para cancelar la función de inicio diferido, abre la puerta del lavavajillas y mantén pulsados los botones de selección/cancelación de programas al mismo tiempo durante tres segundos. A continuación, cierra la puerta del aparato y espera a que finalice el proceso de drenaje.

 

Para obtener más información, consulta nuestra guía sobre programas y funciones de lavavajillas Beko.

Asegúrate de utilizar detergentes específicos para lavavajillas. Hay tres tipos de detergente para el lavavajillas:  

- Detergentes granulados o en polvo

- Pastillas o paquetes de gel

- Detergentes líquidos o en gel

 

No utilices detergente líquido para lavar a mano, jabón de manos, lejía, vinagre y otros productos químicos bajo ningún concepto, ya que estos productos reducen el rendimiento del lavavajillas, provocan que las piezas metálicas se oxiden e incluso pueden reducir la vida útil del aparato.

Consulta las instrucciones del fabricante antes de introducir un objeto en el lavavajillas. Lamentablemente, no todos los artículos tienen esta información en sus etiquetas. 

 

Por norma general, evita poner en el lavavajillas utensilios que tengan piezas pegadas, platos pintados a mano o artículos de porcelana con detalles dorados o plateados. Además, las cacerolas y sartenes de aluminio o con revestimiento de aluminio pueden causar corrosión en la cristalería. 

 

A continuación se muestra una lista de los utensilios de cocina comunes que debes evitar lavar en el lavavajillas:  

- Hierro fundido

- Cristal

- Cristal soplado y pintado a mano

- Utensilios de madera 

- Sartenes antiadherentes 

- Sartenes de cobre 

- Plástico blando

- Utensilios de aluminio

- Aluminio desechable

- Platos chapados en oro

- Tazas con aislamiento

- Cualquier utensilios con adhesivos

- Porcelana (pintada a mano o antigua)

- Gres/cerámica pintada a mano

- Artículos esmaltados

- Artículos de peltre

Cada lavavajillas Beko tiene un número de serie único. Este se encuentra en el lado derecho del marco de la puerta del electrodoméstico.

¡Estamos aquí para ayudarte!

Tanto si necesitas asesoramiento sobre el producto, como si vas a comprar accesorios o simplemente quieres compartir tu opinión, estamos aquí para escucharte.

atencionalcliente@beko.com

¿Tienes otras dudas?

Descubre nuestras preguntas frecuentes, vídeo manuales y mucho más.