Croquetas de coliflor al horno | Eat Like a Pro
Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.

lectura de 1 min

Croquetas de coliflor al horno

Cauliflower Baked Croquettes

Meal

Dinner

Difficulty

Mediano

Total Time

-

Ingredientes

  • Una coliflor mediana (limpia, unos 650 gr)
  • 200 gr copos de avena
  • +/- 150 gr de agua para hidratar
  • 2 cebolletas
  • 4-5 tomates secos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de tahina
  • Perejil picado
  • 1-2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Semillas de sésamo y pan rallado para rebozar

Paso a paso

 

1. Poner los copos de avena junto con el tomate seco, cortado en tiras, a remojar, echando agua en el recipiente hasta que queden los copos casi cubiertos.

 

2. Limpiar la coliflor, trocearla y hacerla al vapor, microondas o al horno.

 

3. En una sartén grande, sofreir la cebolleta con el ajo picado.

 

4. Trocear la coliflor cuando esté tierna, aplastándola con un tenedor.

 

5. Añadir a la sartén junto con el pimentón y el perejil. Saltear todo junto.

 

6. Si hace falta, escurrir el exceso de agua de la mezcla y añadirla a la sartén con la coliflor.

 

7. Cocinar a fuego medio sin dejar de remover hasta que se forme una masa compacta.

 

8. Rectificar de sal y añadir las dos cucharadas de tahina.

 

9. Dejar que esta preparación enfríe bien para poder manipularla. 

 

10. Mantener en la nevera de un día para otro. Cuando esté bien fría formar las croquetas y rebozarlas. No necesitan harina, ni huevo.  

 

11. Pasarlas por semillas de sésamo o pan rallado.

 

 

 

Consejos

 

Hemos convertido un plato típico de la comida rápida, las croquetas, en un plato saludable.

 

En lugar de un precocinado frito y rico en grasas de mala calidad, tenemos unas croquetas saludables hechas con una verdura que no suele gustar mucho a los niños. ¡Esta es una buena manera de que se acostumbren a su sabor! Intentemos innovar en las preparaciones.

Compartir

¿Te ha resultado útil?