Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.

2 min de lectura

Seis mitos desmentidos sobre el frigorífico

Cinco mitos desmentidos sobre el frigorífico
Cinco mitos desmentidos sobre el frigorífico

 

 

En lo que respecta a frigoríficos y el almacenamiento de alimentos, encontrarás consejos contradictorios o información incorrecta. En este breve artículo se abordan 5 de los mayores mitos relacionados con los frigoríficos y se dejan las cosas claras.

 

 

 

Mito número 1: "El control de temperatura indica la temperatura exacta del frigorífico"

 

Aunque es importante ajustar la temperatura del frigorífico con el control del interior, no hay que dar por hecho que será la temperatura exacta del interior. Hay una serie de factores que pueden afectar a la temperatura interna del electrodoméstico, por lo que la única forma segura de saber la temperatura del frigorífico es con un termómetro. La temperatura ideal del frigorífico es de entre 3 y 4 °C.

 

 

 

Mito número 2: "No pasa nada por descongelar los alimentos en la encimera"

 

Si dejas que los alimentos se descongelen en la encimera, es posible que se descongelen un poco más rápido, pero el riesgo de que proliferen bacterias es mayor. Siempre es mejor descongelar los alimentos en el frigorífico o en el microondas y consumirlos en cuanto se descongelen. Si vas a marinar los alimentos, lo mejor es hacerlo también en el frigorífico.

 

 

 

Mito número 3: "El bicarbonato es la mejor solución para absorber los malos olores del frigorífico"

 

Aunque el bicarbonato absorbe los malos olores del frigorífico en cierta medida, el carbón activado es la mejor solución. Hay muchos desodorantes disponibles en el mercado, así que asegúrate que el que elijas tenga carbón activado.

 

 

 

Mito número 4: "Las sobras se conservarán durante unas cuantas semanas"

 

A nadie le gusta desperdiciar comida e incluso algunos afirman que la comida sabe mejor al día siguiente. Pero si no recuerdas cuándo has preparado ese plato que guardas en la nevera o cuándo te trajeron la comida para llevar, lo mejor es que tires esas sobras. Deberías conservar las sobras solo durante cuatro días como máximo.

 

 

 

Mito número 5: "No importa dónde coloques las cosas en el frigorífico"

 

Un frigorífico bien organizado es mejor que una buena limpieza. Algunas zonas del interior del frigorífico, como las puertas, están más calientes que otras. Además, el aire caliente se eleva, por lo que la temperatura es ligeramente superior en los estantes de arriba. Por eso, es mejor guardar algunos artículos en los estantes inferiores, mientras que otros se pueden colocar en el estante de la puerta. 

 

 

 

Mito número 6: "El frigorífico consume mucha energía y no hay nada que puedas hacer al respecto"

 

Sí, los frigoríficos funcionan las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Pero empecemos diciendo que han evolucionado enormemente en términos de eficiencia energética. Los frigoríficos modernos son el doble de eficientes que los de hace 10 años. Además, hay varias cosas que puedes hacer para reducir el consumo de energía del frigorífico.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?