Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.

2 min de lectura

Cinco consejos para prolongar la vida útil del horno

Cinco consejos para prolongar la vida útil del horno
Cinco consejos para prolongar la vida útil del horno

 

 

Un horno es un electrodoméstico bastante resistente que debería durar más de una década, pero es fundamental mantenerlo adecuadamente para sacar el máximo provecho. Mantener el horno limpio es lo principal, pero en este artículo encontrarás algunos consejos útiles sobre cómo cuidar mejor el horno.

 

 

 

01.

Mantén el horno limpio

 

 

Un horno limpio es un horno que funcionará bien, pero se sabe que limpiar este electrodoméstico en concreto es una de las tareas domésticas más temidas. Si se derrama algo, intenta limpiarlo de inmediato, o más bien, en cuanto el horno se haya enfriado lo suficiente para hacerlo Si no limpias lo que se haya derramado, se irá acumulando y, con el tiempo, afectará a la eficacia y provocará humo.

 

 

 

02.

Utiliza las herramientas adecuadas para limpiar

 

 

Utiliza siempre una esponja y un producto de limpieza para hornos recomendados por su marca; los productos químicos o abrasivos pueden dañar el revestimiento. Si tienes que raspar restos de comida o grasa, utiliza una espátula de plástico en lugar de una de metal para no dañar el revestimiento de la cavidad.

 

 

 

03.

Utiliza la función de autolimpieza pirolítica con moderación

 

Aunque la función de autolimpieza pirolítica es una función muy práctica que te ahorra el tener que limpiar el horno, funciona calentando la cavidad del horno a altas temperaturas para reducir los restos de comiza a cenizas. Esto hará que el horno y sus resistencias funcionen en exceso, por lo que tendrás que poner de tu parte para mantener el horno limpio.

 

 

 

04.

Presta atención a las juntas de la puerta

 

Si observas que las juntas de la puerta del horno están agrietadas o rotas, debes sustituirlas. Las juntas rotas de la puerta dejan salir el calor y hacen que el horno tenga que trabajar más para mantener la temperatura deseada.

 

 

 

05.

No pongas papel de aluminio en la cavidad

 

No pongas papel de aluminio en la parte inferior del horno para recoger los derrames y la grasa. La superficie plateada refleja el calor, lo que interrumpe la distribución del calor en el horno. El papel de aluminio también puede obstruir los ventiladores del horno.

 

Eso es todo. Tu horno requiere muy poco mantenimiento. Lo único que tienes que hacer es mantenerlo limpio y prestar un poco de atención, y te ayudará a crear obras maestras culinarias durante años.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?