Gracias por tus comentarios.
Acabas de añadir este producto a tu lista de deseos.
Acabas de quitar este producto de tu lista de deseos.
Tu lista de deseos está llena. Quita algún producto para añadir más.

2 min de lectura

¿Cómo se repara una placa en la que las llamas parpadean o se apagan?

¿Cómo se repara una placa en la que las llamas parpadean o se apagan?
¿Cómo se repara una placa en la que las llamas parpadean o se apagan?

 

 

Existen distintos motivos por los que las llamas de la placa parpadean o se apagan. Comprueba si el problema se resuelve con una de las soluciones siguientes.

 

 

 

Asegúrate de que los cabezales y las tapas de los quemadores están bien colocados

 

Los cabezales y las tapas de los quemadores deben colocarse correctamente para que la placa funcione como es debido. Asegúrate de que las tapas están colocadas en los cabezales correctos y estos últimos están colocados en los quemadores correctos. Comprueba también que están planos y nivelados. Si el cabezal o la tapa están ligeramente descentrados o inclinados, puede que la placa se encienda lentamente, de forma no uniforme o que no se encienda.

 

Para obtener más información sobre los quemadores y las piezas de la placa, consulta el manual de usuario. Si tienes problemas para encontrar el manual, descárgalo aquí utilizando el número de modelo de tu producto.

 

 

 

Comprueba si los puertos de los quemadores están mojados u obstruidos

 

Puede que los puertos de los quemadores que liberan el gas estén obstruidos con alimentos o mojados tras limpiarlos. Es posible que sea así si observas que las llamas alrededor del quemador no son uniformes. Apaga la placa y espera a que las tapas de los quemadores se enfríen. Una vez que los quemadores estén fríos, limpia los puertos con un alfiler. Ten cuidado de no dañar ni deformar los puertos. 

 

 

 

Comprueba la circulación del aire

 

Puede que las llamas de la placa de gas parpadeen porque la placa está expuesta a cierto nivel de flujo de aire natural. Asegúrate de que la placa no está expuesta al viento o a cambios repentinos en el flujo de aire de la cocina.

 

 

 

Asegúrate de que la fuente de gas es adecuada

 

Las placas de gas emplean distintos suministros de gas. Las placas que funcionan con gas natural tienen conexiones diferentes a las de las placas que funcionan con bombonas de gas, pues estas dos fuentes funcionan con diferentes presiones de gas. Cuando una placa está diseñada para funcionar con gas natural pero se conecta a una bombona de gas, aparecen problemas. Asegúrate de utilizar la fuente de gas adecuada para tu placa con el fin de evitar que las llamas parpadeen o se produzcan llamaradas repentinas.

 

 

 

Ten en cuenta los problemas técnicos

 

Si el problema continúa, puede que la placa tenga un problema técnico. Si sospechas que es así, ponte en contacto con un agente de servicio autorizado.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?