Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.
Cómo escoger una lavadora: la clasificación energética de las lavadoras
Cómo escoger una lavadora: la clasificación energética de las lavadoras

lectura de 1 min

Cómo escoger una lavadora: la clasificación energética de las lavadoras
como-elegir-correctamente-una-lavadora
como-elegir-correctamente-una-lavadora

Como seguramente sepas, existe una clasificación energética para las lavadoras, al igual que sucede con el resto de electrodomésticos.

 

Pero lo que quizás no sepas es que en 2021 cambiaron las etiquetas que expresaban esa eficiencia energética. Por ello, en este post te explicamos cómo es esta nueva etiqueta y cómo escoger una lavadora tomando como referencia el importante factor del ahorro.

 

La eficiencia energética de las lavadoras en la nueva etiqueta

 

En este antiguo post de nuestro blog explicábamos la información expresada en la anterior etiqueta de eficiencia energética de una lavadora, regulada por la Directiva Europea 2010/30. Sin embargo, la evolución tecnológica de estos electrodomésticos hizo que esa etiqueta se quedara ‘obsoleta’: los nuevos modelos son tan eficientes que la máxima calificación (A+++) era ya insuficiente para reflejar con fidelidad su consumo.

 

Por ello, desde 2021 se ha introducido una nueva etiqueta, regulada ahora por el Reglamento UE 2017/1369. Es una etiqueta muy parecida a la anterior pero con dos grandes cambios:

 

  • El consumo energético de la lavadora: ahora se expresa en la cifra de kWh, ponderada por cada 100 ciclos (así lo expresa el icono con el número “100” y la flecha en forma de círculo que lo rodea), mientras que antes se expresaba en kWh por cada 220 ciclos (que era una estimación los ciclos realizados en un año). El programa de referencia para este cálculo es el ‘Eco 40-60’ o equivalente. Por ello, la cifra expresada ahora es sensiblemente más baja: las lavadoras actuales consumen menos y, además, el número de ciclos tomados como referencia es más bajo

     

  • Las letras que expresan la clasificación energética de la lavadora: ahora esta escala va desde la letra A hasta la G, siendo la A la mejor calificación y la G, la peor. En la anterior etiqueta, la escala iba desde la A+++ hasta la D. Esto no quiere decir que los modelos actuales se han vuelto menos eficientes, sino que los requisitos para expresar la eficiencia energética de una lavadora se han vuelto más estrictos. En concreto, esta es una equivalencia aproximada entre las letras antiguas y nuevas:

     

    • A+++ (verde) → entre B (verde claro) y C (verde amarillento)

    • A+ (verde claro) → D (amarillo anaranjado)

 

Cómo escoger una lavadora según su eficiencia energética

 

Si te estás preguntando cómo escoger una lavadora según su eficiencia energética, el primer y más sencillo criterio es fijarse en la letra de la etiqueta: la A sería la opción prioritaria, la segunda mejor opción sería la B y así sucesivamente hasta llegar a la G.

 

Hay que decir que en el momento del cambio de etiquetado, prácticamente ninguna lavadora alcanzaba la clasificación A, por tratarse de una categoría extremadamente exigente. Sin embargo, Beko ya cuenta con modelos clasificados como A, lo que sitúa a nuestra marca a la vanguardia en eficiencia energética.

 

Pero además de fijarte en la etiqueta de eficiencia energética de la lavadora, puedes prestar atención a otros aspectos que no quedan reflejados en dicha etiqueta. Por ejemplo, las tecnologías propias relacionadas con el ahorro de electricidad, como los motores ProSmart de Beko, que trabajan a una velocidad variable sin fricción. También puedes fijarte en los programas de lavado: si son variados y cortos, ofrecerán mayor flexibilidad para maximizar el ahorro cotidiano. De hecho, aunque la información de la etiqueta haga referencia al programa Eco 40-60, el modelo puede contar con otros programas adicionales de ahorro.

 

Y por supuesto, las posibilidades de programación automática, el retraso del inicio o la activación por Bluetooth o WiFi aumentarán tu capacidad para utilizar la lavadora en horarios con tarificación eléctrica más barata.

 

Otras clasificaciones e informaciones de la etiqueta

 

Hasta ahora nos hemos centrado en los cambios de la etiqueta para expresar la clasificación energética de la lavadora. Pero también conviene mencionar otros datos informativos que no están directamente relacionados con ello, especialmente el consumo de agua, la eficiencia de centrifugado y el nivel de ruido. Estos tres aspectos también estaban en la antigua etiqueta, pero en algunos casos la forma de expresar dicha información ha cambiado. 

 

Información sobre el consumo de agua

 

En lo que respecta al consumo de agua, el valor expresado es distinto. En la antigua etiqueta se expresaba un cálculo medio de litros al año, basándose en la mencionada estimación de 220 ciclos al año. Sin embargo, en la nueva etiqueta se expresa una cifra más baja: los litros utilizados en un ciclo del programa Eco 40-60.

 

Información sobre el nivel de ruido

 

La forma de expresar el nivel de ruido también cambia ligeramente. Por un lado, se mantiene la cifra máxima de decibelios (dB) de ese modelo concreto, que coincide con el ruido emitido durante la fase de centrifugado, que es la menos silenciosa de su funcionamiento. Pero además, ofrece su clasificación en una escala de cuatro letras (de la A a la D, siendo la A la más silenciosa), lo que permite comprender si esa cifra es alta o baja con respecto a otros modelos.

 

Información sobre la eficiencia del centrifugado

 

La información sobre la eficiencia del centrifugado se mantiene igual que en la antigua etiqueta: se expresa con una letra, en una escala de la A a la G, siendo la A la opción más eficiente. Conviene puntualizar que este dato no hace referencia a la eficiencia energética de la lavadora, sino a la eficiencia de secado: cuanto más se acerque a la A, más seca quedará la ropa después del centrifugado.

 

Otras informaciones de la etiqueta

 

Por último, la etiqueta incluye también otras dos informaciones generales sobre la lavadora:

 

  • La duración aproximada del ciclo ‘Eco 40-60’, expresado en minutos y en segundos bajo un icono similar a un reloj

     

  • La capacidad de carga admitida en ese ciclo ‘Eco 40-60’

 

Como ves, la información sobre la clasificación energética de las lavadoras ha cambiado con la nueva etiqueta. Por ello, deberás revisarla detenidamente para valorar tu mejor opción de compra, especialmente si el ahorro económico supone un factor decisivo en tu decisión.

 

Compartir