Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.
5  consejos de cómo descongelar el congelador de forma eficaz y adecuada
5  consejos de cómo descongelar el congelador de forma eficaz y adecuada

lectura de 1 min

5 consejos de cómo descongelar el congelador de forma eficaz y adecuada
Cómo descongelar el congelador
Cómo descongelar el congelador

Existe una gran variedad de congeladores disponibles en el mercado, con distintas funciones, espacios y compartimentos según las necesidades de nuestra familia, el tamaño de nuestra vivienda y nuestro presupuesto económico. A pesar de la diversidad de opciones de las que disponemos actualmente, todos los congeladores requieren llevar a cabo tareas de mantenimiento similares, la más importante de las cuales es descongelar el congelador.

 

Efectivamente, saber cómo descongelar el congelador es una de las claves del cuidado de nuestro electrodoméstico, y constituye una labor imprescindible para prolongar su vida útil. En el siguiente artículo te indicamos cómo descongelar el congelador de forma eficaz y adecuada.

 

¿Por qué es necesario descongelar el congelador? 

 

La razón fundamental por la que es esencial descongelar el congelador está relacionada con la interacción entre el electrodoméstico y el aire del exterior. Al abrir la puerta del congelador, el aire ambiente se introduce en las paredes interiores y se condensa, transformándose en escarcha que se acumula a lo largo del tiempo. Cuando alcanza los 5 milímetros de grosor, es recomendable descongelarlo cuanto antes.

 

La presencia de escarcha en el congelador hace que el aparato consuma más energía, repercutiendo en nuestra factura. Aunque muchos congeladores actuales incluyen tecnología no-frost para evitar la acumulación de hielo, descongelar los cajones del congelador sigue siendo útil para hacer que funcione mejor durante más tiempo. 

 

¿Cuánto tiempo tarda en descongelar un congelador? 

 

Por supuesto, antes de descongelar nuestro congelador es necesario tener en cuenta cuánto tardará en descongelarse por completo. La respuesta depende de los alimentos que haya en su interior y de la cantidad de hielo que se haya acumulado a lo largo del tiempo. 

 

A pesar de que la duración del proceso variará en función de los factores anteriores, por lo general el congelador no suele tardar más de 48 horas en descongelarse del todo. Si no estuviera lleno del todo y por lo tanto no hubiera usado tanta energía, es probable que tarde sólo alrededor de un día. 

 

Cómo descongelar un congelador paso a paso

 

Descongelar un congelador de forma segura y eficiente no es demasiado complicado. Basta con tener algo de paciencia y seguir los pasos que describimos a continuación.

 

Vaciar los cajones del congelador 

 

Evidentemente, el primer paso a la hora de descongelar es vaciar los cajones del congelador. Durante este paso, lo más importante es hacer lo posible por evitar que los alimentos se descongelen del todo y se estropeen durante la limpieza del congelador.

 

Para lograrlo, lo más recomendable es dejar algo de espacio en la nevera y guardar allí los alimentos 12 horas antes de descongelar el congelador. Para evitar que se estropeen, debemos colocar los alimentos en algún recipiente en el que pueda caer el líquido sobrante, ya sea una bandeja o un plato. 

 

Dejar que se deshaga el hielo

 

A continuación, debemos desconectar el congelador de la corriente para evitar accidentes cuando se deshaga el hielo. También es fundamental colocar toallas o periódicos por toda la superficie alrededor del congelador para impedir que se formen charcos. 

 

Una vez hecho lo anterior, la retirada del hielo puede hacerse de varias maneras: 

 

  • Derretimiento natural: la forma más convencional de hacerlo es dejar abierta la puerta del congelador y esperar a que el hielo se derrita de forma natural. Aunque el proceso es más lento, es el método más seguro para descongelarlo.

  • Olla caliente: También es posible colocar una olla con agua caliente dentro del congelador. El proceso de descongelación es mucho más rápido, aunque es fundamental colocar una toalla bajo la olla para evitar que dañe el aparato.

  • Secador eléctrico: Es posible acelerar el proceso de derretimiento natural empleando un secador eléctrico. Sin embargo, no es aconsejable en absoluto, puesto que el uso del aparato cerca del agua descongelada es bastante peligroso. 

 

Retirar el hielo 

 

Una vez descongelados los cajones, podemos retirar el hielo y dejar que caiga sobre las toallas o periódicos colocados en el suelo. Es importante no utilizar utensilios afilados, como cuchillos, porque es probable que estropeen la superficie del congelador. Sin duda, es mucho más aconsejable utilizar una espátula para conservar el aparato en buen estado.

 

Limpiar el congelador

 

Aunque no es estrictamente imprescindible, es muy conveniente hacer una limpieza profunda del congelador después de retirar el hielo. Para dejarlo completamente limpio, es recomendable retirar los cajones y lavarlos con una mezcla de agua y vinagre o bicarbonato: no debemos utilizar jabón, puesto que los restos pueden dañar los alimentos cuando volvamos a colocarlos en el congelador.

 

Enchufar de nuevo 

 

Tras la limpieza, deberemos esperar alrededor de media hora para que se seque del todo el congelador. Una vez esté seco, podremos volver a enchufar el congelador y colocar los alimentos en los cajones del electrodoméstico. 

 

Como has visto, el procedimiento para descongelar el congelador es bastante sencillo y no lleva demasiado tiempo. Es importante hacerlo al menos una vez al año para evitar que nuestro electrodoméstico se estropee y utilice más energía de la necesaria. 

 

Prolonga la vida útil de tu congelador 

 

Sin embargo, no debemos olvidar que hay otras tareas necesarias para asegurarnos de que nuestro congelador funciona correctamente durante más tiempo. Es importante, por ejemplo, mantener lo más estable posible la cadena de frío para evitar que aumente nuestro consumo de energía y reducir la presencia de escarcha. 

 

También es aconsejable ordenar bien los alimentos en los cajones en función de su frecuencia de uso y su fecha de caducidad: separarlos por grupos y colocar los más utilizados en el cajón de arriba puede ayudar a mantener la comida en buen estado y maximizar la eficiencia del congelador.

 

Pero el correcto mantenimiento de nuestro congelador también pasa por escoger el que mejor se adapte a las necesidades de nuestra vivienda. Para ello, recuerda que Beko cuenta con una amplia gama de congeladores de toda clase para ayudarte a mantener tus alimentos en buen estado y cumplir tus objetivos de ahorro energético.




Compartir