Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.
Conserva los alimentos frescos hasta 3 veces más
Conserva los alimentos frescos hasta 3 veces más

lectura de 1 min

Banner 2
Conserva los alimentos frescos hasta 3 veces más

La tecnología EverFresh+  de los frigoríficos Beko garantizan la humedad y la temperatura ideales y mantiene la fruta y la verdura frescas hasta 3 veces más*

 

Comer verduras y frutas frescas es muy importante para nuestra salud. Veamos por qué debemos tenerlas en cuenta en nuestra dieta.

 

Todas las partes comestibles de las plantas se divíden en dos grupos: las verduras y las frutas. Dado que una parte importante de su composición es agua, contribuyen poco a las necesidades diarias de obtener energía, grasas y proteínas.

 

Además, las verduras y frutas frescas son ricas en ácido fólico, betacaroteno, que es el precursor de la vitamina A, vitaminas E, C, B2, calcio, potasio, hierro, magnesio, fibra y antioxidantes.

 

Las verduras y las frutas ayudan al crecimiento y el desarrollo y contienen elementos esenciales para la salud de la piel y los ojos. Proporcionan regeneración celular y reparación de tejidos. Protegen la salud de los dientes y las encías. Son ricas en elementos formadores de sangre. Son eficaces en la formación de la resistencia contra las enfermedades.

 

Reducen el riesgo de enfermedades crónicas como la obesidad debida a una alimentación desequilibrada y las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y algunos tipos de cáncer. Ayudan a los intestinos a trabajar con regularidad y a eliminar las sustancias nocivas del organismo.

 

Entonces, ¿cómo se deben consumir las verduras y las frutas?

 

Preferiblemente es mejor comer las verduras y las frutas crudas. Evita quitar la piel, pero si tienes que hacerlo, hazlo lo más fino posible para aprovechar al máximo el alimento. Muchas vitaminas y minerales se encuentran en las hojas exteriores, la cáscara o justo debajo de la cáscara de las verduras y frutas.

 

Las verduras frescas primero se tienen que lavar a fondocon agua abundante, luego córtalas y cuécelas con suficiente agua.

 

Las verduras no deben dejarse en agua durante mucho tiempo mientras se lavan ya que algunas vitaminas pueden disolverse.

 

Las verduras deben cortarse en trozos grandes justo antes de cocinarlas.

 

Las verduras de hoja verde tienen un contenido muy alto de agua.

 

Por lo tanto, pueden cocinarse con o sin agua. Cuanta más agua haya en el plato de verduras, mayor será la pérdida de vitaminas.

 

Las verduras deben cocinarse lo antes posible y de forma que se conserve su vitalidad. Algunas vitaminas, como las del grupo B y la vitamina C, se pierden fácilmente con el calor.

 

El agua de cocción de las verduras no debe tirarse nunca. Si se vierte, como la mayoría de las vitaminas hidrosolubles (como las vitaminas C, B2, ácido fólico) pasan al agua, el valor nutritivo se perderá.

 

En las patatas, aumenta la cantidad de sustancia "solanina", que está cerca de la cáscara y tiene un efecto tóxico. Por lo tanto, hay que proteger las patatas de la germinación, y no se deben consumir las patatas excesivamente germinadas.

 

Las verduras y las frutas deben conservarse en el frigorífico con la humedad y la temperatura adecuadas. 

 

En este punto, no debemos olvidar la importancia del control de la humedad en los frigoríficos. Por eso hemos creado EverFresh+. La humedad del compartimento se controla con precisión, y la condensación se reduce a través de los canales de aire, las variaciones de temperatura se minimizan, por lo que las frutas y verduras se mantienen frescas. Todo esto significa que, gracias a la tecnología EverFresh+ de Beko, los alimentos frescos son tan sabrosos como saludables durante más tiempo.

 

Esto asegura una mínima pérdida de humedad, una de las principales razones por las que se acorta la vida de almacenamiento de las frutas y verduras. Esto significa que las verduras pueden permanecer frescas durante más tiempo en el compartimento especial para verduras de Beko. Gracias al control de humedad y temperatura de EverFresh+, el frigorífico conserva los productos frescos.

¿Cuál es la temperatura ideal para el frigorífico?

 

La temperatura del frigorífico debe estar entre + 4 grados y -18 grados. Variara un poco en función del uso que se le de. En verano, por el aumento de calor se recomienda ajustarlo entre +2 y -20.

¿Por qué es importante la humedad y la temperatura del frigorífico?

 

Porque la humedad ayuda a la conservación de los alimentos en el frigorífico es vital. Los frigoríficos Beko con EverFresh+ ofrecen la solución perfecta para mantener los alimentos frescos durante más tiempo.

¿Qué debo hacer para conservar las verduras frescas durante más tiempo?

 

Coloca las hojas limpias y secas sobre papel, enróllalas sin apretar en un cilindro y mételas en una bolsa con cierre. También puede forrar un recipiente hermético grande con papel y llenarlo sin apretar.

 

*Testado por SGS (comparado con el cajón estándar para brócoli y lechuga) 

Compartir