Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.
Conejo salteado con ajos
Conejo salteado con ajos

lectura de 1 min

Conejo salteado con ajos

Conejo salteado con ajos
Conejo salteado con ajos

Comida

Plato principal

Dificultad

Difícil

Duración

1h aprox.

Ingredientes

  • 2 conejos medianos troceados en pequeños pedazos
  • 6 dientes de ajo picados
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 limón
  • Perejil picado
  • Sal

Paso a paso

 

1. Pedimos al carnicero que nos trocee los conejos.

 

2. Sazonamos los pedazos cuidadosamente por todos sus lados.

 

3. Mientras arrimamos una sartén a fuego medio y añadimos el aceite de oliva.

 

4. En cuanto comience a humear ligeramente, añadimos los pedazos de carne y dejamos que se cocinen muy suavemente; deben dorarse, pero teniendo la precaución de que no lleguen a quemarse. Es cuestión de pillar el punto a la intensidad del fuego, ni muy fuerte ni muy flojo.

 

5. Los primeros 5 minutos tapamos la sartén, luego destapamos, damos la vuelta a los trozos de carne y dejamos que se sofrían por espacio de otros 10 minutos, más o menos.

 

6. La cuestión es que el conejo se vaya dorando poco a poco y haciendo una costra bien tostada. Iremos moviendo la carne con ayuda de unos tenedores.

 

7. Pasados los 15 minutos de fuego, añadimos los dientes de ajo picados y dejamos que poco a poco se vayan dorando y aromatizando la carne, unos 5 minutos más.

 

8. Si es necesario, añadimos una pizca más de aceite de oliva, pues la grasa, junto con los jugos que suelte la carne, harán una apetitosa salsa.

 

9. Justo en el momento de sacar la carne de la sartén, la rociamos con el zumo de limón, dejando que se evapore ligeramente y añadimos el perejil picado, retirando los pedazos a una fuente bien amplia, para servirlos acompañados del jugo que quede en la sartén.

 

¡Listo!

Compartir

¿Te ha resultado útil?