Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.
Merluza hervida con verduras y aceite de oliva virgen
Merluza hervida con verduras y aceite de oliva virgen

lectura de 1 min

Merluza hervida con verduras y aceite de oliva virgen

Merluza hervida
Merluza hervida

Comida

Plato principal

Dificultad

Difícil

Duración

90 min

Ingredientes

  • 4 medallones de merluza con piel, desescamada y limpia de espinas laterales
  • 2 cebolletas peladas
  • 2 puerros pequeños limpios
  • 2 patatas medianas
  • 2 zanahorias peladas
  • 1 puñado de judías verdes sin hilos y cortadas en dos a lo largo
  • 1 hojita de laurel fresco
  • 1 clavo de olor
  • 1 pizca de vino blanco
  • 1 corteza pequeña de limón
  • Unas hojitas de perejil
  • 1 pizca de vino blanco
  • Agua y sal gruesa
  • Salsa mahonesa

Elaboración

 

Ponemos agua en una cazuela amplia y añadimos sal gruesa, la cebolleta, el puerro, las patatas, las zanahorias, las judías, el laurel, el clavo, el vino blanco, la corteza de limón y el perejil. Arrimamos a fuego vivo y dejamos que rompa el hervor, dejando cocer como si de un caldo se tratara, durante 15 minutos.

 

Prácticamente todas las verduras se harán en ese tiempo, si vemos que alguna se resiste, la dejamos unos minutos más, retirando las que sí estén tiernas. Dejamos al fuego sólo el caldo con los aromáticos y si vemos que merma de volumen añadimos más agua.

 

Acabado y presentación

 

Entonces, bajamos el fuego al mínimo, añadimos la pizca de vino e introducimos la merluza, que quede bien cubierta por el caldo.

 

No debe hervir, para que el pescado no se rompa ni se seque. Deberá estar así al menos 5 minutos, a una temperatura suave y constante por debajo de la de ebullición. Miramos el punto para que no se nos seque. La escurrimos y la acompañamos espolvoreada de sal gruesa, rociada con una pizca de aceite de oliva virgen y escoltada por todas las verduras hervidas.

Compartir