Resuelve todas tus dudas en nuestro

Frigorífico y congelador

Preguntas frecuentes

La manguera que conecta el frigorífico Beko a la tubería de agua consta de dos piezas con un filtro entre ellas. La primera manguera tiene 1 m y la segunda 4 m, lo que suma una longitud total de 5 m.

El frigorífico puede tardar entre 8 y 12 horas en producir cubitos de hielo que se puedan consumir.

 

Las primeras tandas de cubitos de hielo pueden tener formas irregulares, colores u otras impurezas, especialmente si el frigorífico es de un modelo conectado a la fontanería. Puede que sea conveniente desechar las primeras dos o tres tandas antes de que el electrodoméstico empiece a producir cubitos de hielo perfectos.

El frigorífico necesita al menos 5 cm de espacio libre en los laterales, la parte superior y la parte posterior para que la ventilación sea adecuada.

El frigorífico debe estar nivelado y equilibrado sobre las patas para que funcione correctamente. Prueba a mover el electrodoméstico de un lado a otro y desde atrás hacia delante. Si se tambalea demasiado, puede que el suelo o las patas no estén nivelados.

 

Utiliza un nivel para comprobar el equilibrio del electrodoméstico. Si está apagado, ajusta las patas. Para ello, busca las dos patas delanteras debajo del frigorífico. Gira las patas hacia la derecha o la izquierda, hasta que estén firmemente en contacto con el suelo.

El frigorífico necesita cierto tiempo para asentarse antes de empezar a utilizarlo. Debes dejarlo reposar desenchufado, en posición vertical, durante al menos 4 horas para que el aceite del compresor se asiente. 

 

Puedes enchufar el electrodoméstico una vez transcurridas 4 horas. Asegúrate de que el control del termostato está activado pero no empieces a introducir comida directamente. Deja que el frigorífico se enfríe durante un tiempo hasta alcanzar temperaturas seguras para guardar la comida. Esto puede tardar hasta 12 horas. 

 

Las temperaturas ideales del frigorífico son 4 °C o 5 °C para el compartimento de frigorífico y -18 °C para el compartimento de congelador. Comprueba la temperatura del interior del aparato con un termómetro preciso. 

 

Introduce el termómetro en una taza de agua y ponlo dentro del compartimento del frigorífico. Para comprobar las temperaturas del congelador, haz lo mismo con el termómetro introducido en alcohol o aceite de cocina (ya que el agua se congela). Podrás empezar a guardar la comida una vez que se alcancen las temperaturas deseadas. 

Deja que el frigorífico se enfríe durante 24 horas para que pueda enfriar el agua correctamente. Además, el dispensador de agua debe eliminar el aire que hay atrapado en la tubería de agua cuando se conecta por primera vez o cada vez que se cambia el filtro de agua.

 

Coloca un recipiente grande debajo del dispensador de agua y pulsa y suelta la palanca en intervalos de 5 segundos. Repite el proceso hasta que empiece a fluir el agua. Una vez que el agua empiece a fluir, sigue pulsando y soltando la palanca del dispensador hasta dispensar un total de 15 litros de agua. De este modo, se descargará el aire del filtro y el sistema de dispensación de agua, lo que garantiza que puedas beber un agua pura y fresca.

¡Estamos aquí para ayudarte!

Tanto si necesitas asesoramiento sobre el producto, como si vas a comprar accesorios o simplemente quieres compartir tu opinión, estamos aquí para escucharte.

atencionalcliente@beko.com

¿Tienes otras dudas?

Descubre nuestras preguntas frecuentes, vídeo manuales y mucho más.