Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
No puedes añadir más a la lista de deseos
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.

3 min de lectura

Cosas que nunca deberías introducir en la secadora

Cosas que nunca deberías introducir en la secadora
Cosas que nunca deberías introducir en la secadora

 

 

La secadora es un electrodoméstico que hace milagros, puesto que proporciona ropa seca en menos tiempo de lo que se necesitaría para secarse al aire. Puede que te sientas tentado a introducir cualquier cosa que necesites secar, pero hay algunos materiales que no deberían ni acercarse a la secadora. A continuación se muestra una lista de materiales que nunca deben introducirse en este electrodoméstico.

 

 

 

Cuero o piel sintética

 

Si te ha pillado la lluvia, es posible que tengas la tentación de introducir la chaqueta de cuero (o de piel sintética) en la secadora... ¡Ni se te ocurra! El calor puede resecar y agrietar la piel, y deformar la prenda. El secado al aire es lo mejor para este tipo de material.

 

 

 

Seda

 

Este lujoso material requiere el cuidado más delicado. El calor de una secadora puede crear arrugas que son casi imposibles de eliminar. El secado al aire libre sobre una superficie plana es lo mejor para este material.

 

 

 

Medias

 

Este ligero tejido se enreda y puede atorar la secadora; además, el calor estropea el elástico de las medias y puede hacer que encoja. 

 

 

 

Ante

 

A veces, el ante es otro tejido caprichoso, por lo que también debes mantenerlo lejos de la lavadora. Sigue siempre la etiqueta de cuidados a la hora de limpiar prendas de ante.

 

 

 

Lanas (alguna)

 

La lana puede ser un tejido delicado; algunas prendas se pueden lavar en la lavadora y secar en la secadora, pero otras solo deben lavarse a mano y secarse al aire libre. Lee siempre detenidamente la etiqueta de cuidados de las prendas de lana, ya que la secadora puede encogerlas.

 

 

 

Pelo y pelo sintético

 

Tanto si es real como sintética, el calor de una secadora causará daños en las prendas de pelo. Se recomienda secar estas prendas al aire.

 

 

 

Prendas con lentejuelas y pedrería

 

Ni se te ocurra acercar la ropa con lentejuelas y pedrería a la secadora. Estos pequeños adornos no solo se pueden enganchar en otras prendas, sino pueden resultar dañados o romperse por el calor.

 

 

 

Zapatillas de deporte

 

Aunque se recomienda lavar las zapatillas en la lavadora a baja temperatura, lo mejor es no utilizar la secadora. El calor puede encoger las suelas de caucho de las zapatillas y deformar su forma.

 

 

 

Sujetadores

 

Aunque puedes lavar en la lavadora los sujetadores, es mejor dejarlos secar al aire en lugar de introducirlos en la secadora. El calor de la secadora cambiará la forma del sujetador y romperá la licra y el elástico.

 

 

 

Bañadores

 

Es mejor secar al aire los bikinis y los bañadores, ya que el calor de la secadora deformará el tejido.

 

 

 

Alfombrillas con base de goma

 

Sin duda, la alfombrilla del baño requiere una limpieza regular, pero es mejor que la dejes en el tendedero. Si introduces una alfombra con base de goma en la secadora, el calor hará que la goma se agriete o se derrita y, entonces, sí que tendrás un problema en la secadora.

 

 

 

Pantuflas

 

Al igual que ocurre con las alfombrillas con base de goma, el calor de la secadora dañará la suela y cualquier elemento decorativo. Por lo tanto, si las lavas, deja que se sequen al aire.

 

 

 

Bolsos y mochilas

 

Es cierto que los bolsos y las mochilas requieren un buen lavado de vez en cuando, pero lo mejor es dejarlos secar al aire. El calor de una secadora puede deformar el bolso e incluso fundir cualquier fibra sintética.

 

Cuando hagas la colada, lo mejor es que empieces por la etiqueta de cuidados de las prendas para decidir cómo lavarlas y secarlas. Si quieres más consejos de secado, consulta nuestra guía sobre cómo cargar la secadora.

 

 

¿Prefieres hablar con alguien?